Ataques del crimen refrendan misión de hacer valer la ley: EPN

El titular de la Sedena pide "desterrar" a los "cobardes delincuentes" y no protegerlos
El presidente Enrique Peña Nieto encabezó en el Campo Marte la ceremonia por el 153 aniversario de la Batalla de Puebla, donde estuvo acompañado por los secretarios de la Defensa, Salvador Cienfuegos, y de Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz (ESPECIAL)
06/05/2015
03:14
Francisco Reséndiz
-A +A

[email protected]

El presidente Enrique Peña Nieto advirtió que los actos violentos del crimen organizado, lejos de frenar la acción del gobierno federal, fortalecen la determinación del Estado mexicano para hacer valer la ley.

El general secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, llamó a su vez a “desterrar” a los “cobardes delincuentes” y “apátridas” que envenenan lo más valioso que tiene el país: sus niños y jóvenes. Pidió unidad para enfrentar a quienes calificó como un “cáncer”.

Sentenció que todo criminal que ha pretendido dañar a los mexicanos con actos ruines, ha sido aprehendido o “nulificado”, y que “ese seguirá siendo su destino y también el de sus cómplices”. Asentó que las Fuerzas Armadas llevarán ante la justicia “a los cobardes criminales que generan temor para satisfacer bajos y nefastos intereses”.

“No permitamos que se mezclen entre nosotros, denunciémoslos, a ellos y a los que los apoyan, desterrémoslos y con ellos a la ilegalidad, la irresponsabilidad, la corrupción y la impunidad que los cobija donde sea que se encuentren”, estableció el general.

Ayer, el Presidente encabezó en el Campo Marte, la ceremonia por el 153 aniversario de la Batalla de Puebla, donde reconoció a los seis soldados que murieron durante los hechos violentos registrados en Jalisco y manifestó el respeto del país para todos los militares y policías caídos en su deber.

Ahí, Peña Nieto refrendó su compromiso para mejorar las condiciones de seguridad y de justicia en el país. “Con firmeza y decisión seguiremos trabajando para alcanzar el México de paz y de tranquilidad que nos hemos propuesto”, dijo el mandatario.

Ante los presidentes de los otros Poderes de la Unión y el gabinete en pleno, dijo: “Nuestro compromiso es lograr que las familias vivan tranquilamente. Nuestra determinación es respaldar y dar seguridad a los millones de mexicanos que trabajan para llevar el sustento a su familia”, dijo.

Subrayó que todos los días se realizan acciones de reconocimiento, vigilancia e intercepción en el territorio nacional, y que gracias un efectivo uso de sistemas de inteligencia, los soldados y marinos han contribuido a neutralizar a 93 de los 122 objetivos relevantes de la delincuencia organizada y reducir la violencia en el país.

Ofreció sus condolencias a los familiares y amigos de los caídos en Jalisco, y manifestó su deseo porque encuentren fortaleza en el valor y sacrificio que han legado, estableció:

“Hoy aquí, desde el Campo Militar Marte, México reconoce a todos los soldados, marinos e integrantes de las Fuerzas de Seguridad y de Justicia que han caído en el cumplimiento de su deber. Detrás de su uniforme e insignias, había mexicanos comprometidos con su nación. Eran hijos, hermanos y padres de familia que dejaron un gran vacío en su hogar.

“La mejor forma de honrar su memoria es seguir construyendo un México de leyes y de instituciones, de derechos y libertades. Los actos violentos del crimen organizado, lejos de frenar la acción del gobierno, fortalecen la determinación del Estado para hacer valer la ley en todo el territorio”.

Desterrar a los delincuentes

Previamente, el general Cienfuegos Zepeda, advirtió que hoy el país nuevamente vive y se ve acosado por circunstancias que no merece.

Sostuvo que esta amenaza son personas inadaptadas, sin escrúpulos ni conciencia ética que —enfatizó— con sus viles acciones lastiman a los mexicanos, a sus familias, a su patrimonio y forma de vida.

Subrayó que México es una gran nación en el concierto mundial, con excelente capital humano, enormes recursos, invaluables superficies territoriales y marítimas y una posición geográfica estrategica y “sobretodo, con un porvenir prometedor que nos hará trascender en el futuro próximo”.

Recalcó que sólo los mexicanos, unidos y decididos, podrán influir en el destino del país y la historia es ejemplo de ello. “El futuro de México es decisión nuestra, que sea la mexicanidad el eslabón que nos cohesione y fortalezca para extirpar al cáncer que atenta contra el bienestar de la patria”, dijo.

Reforzó: “Hoy somos más los buenos mexicanos que los malos. A los cobardes criminales hay que combatirlos con unidad ciudadana.

“No permitamos que se mezclen entre nosotros, denunciémoslos, a ellos y a los que los apoyan, desterrémoslos y con ellos a la ilegalidad, la irresponsabilidad, la corrupción y la impunidad que los cobija donde sea que se encuentren; cerremos filas para el logro de este gran objetivo”, puntualizó.

Subrayó que todo criminal que ha pretendido dañar a la sociedad con actos ruines, desafiando la fortaleza del Estado mexicano, ha sido aprehendido o nulificado por las fuerzas del orden y ha sido puesto a disposición de las autoridades correspondientes. “Ese seguirá siendo su destino y también el de sus cómplices”.

Puso énfasis en que el pueblo, democracia e instituciones, somos una y la misma expresión. “No bajaremos la guardia, por el contrario. Redoblaremos bríos en la imperiosa misión que se nos ha asignado para salvaguardar a los mexicanos. Lo hacemos porque sabemos y tenemos claro que debemos proteger el elemento más importante de la patria: su gente”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS