Celebran paz laboral; en calles, "nada que festejar"

Organizaciones sindicales marcharon ayer en el Distrito Federal y algunas ciudades del país, en donde reclamaron que no hay nada que festejar, aunque en Los Pinos en el acto oficial se destacó la paz laboral que goza el país
El presidente EPN celebró el Día del Trabajo acompañado por el presidente del Consejo Coordinador Empresarial; el dirigente de la CTM; el titular de Trabajo y el dirigente de la CROC, Isaías González
02/05/2015
04:43
Ariadna García
-A +A

[email protected]

Al celebrar el Día Internacional del Trabajo, el presidente Enrique Peña Nieto subrayó que su gobierno está decidido a tener un mercado laboral más dinámico y flexible.

Se trata, dijo, de facilitar la integración de más mujeres y jóvenes a un empleo en el que apliquen su trabajo y creatividad; que las empresas mexicanas sean más modernas y competitivas, que existan estímulos a la productividad, se brinde capacitación especializada y promoción para que los trabajadores sean parte activa de los procesos de innovación y mejora continua.

El jefe del Ejecutivo federal reunió en la residencia oficial de Los Pinos a líderes sindicales y empresariales, ante quienes expuso que uno de los retos es lograr la igualdad laboral entre mujeres y hombres.

“Estamos reforzando medidas para que los centros de trabajo sean decorosos, limpios y seguros; que garanticen la protección y el bienestar de todo su personal. Una de las mayores prioridades es lograr la plena igualdad laboral entre mujeres y hombres, no hay razón que justifique que un hombre gane más que una mujer si ambos realizan el mismo trabajo”, señaló.

Presumió, además, que se conserva la paz laboral, toda vez que en año y medio no se tiene registro de alguna huelga con jurisdicción federal.

Asistieron a la celebración dirigentes sindicales como Joaquín Gamboa Pascoe, de la Confederación de Trabajadores de México (CTM); Gerardo González, de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM); Isaías González, de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC); Juan Díaz de la Torre, del Sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE), Carlos Romero Deschamps, líder de los petroleros, y Víctor Fuentes del Villar, líder de los trabajadores electricistas, además de líderes empresariales como Gerardo Gutiérrez Candiani, del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), entre otros.

En el acto Peña firmó el decreto promulgatorio de la ratificación que hizo el Senado del Convenio 138 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre la edad mínima de admisión al trabajo.

“Con esto vamos a evitar que los niños y niñas sean sujetos de explotación. El trabajo infantil es una injusticia que estamos decididos a combatir”, expresó.

Con base en cifras del Inegi, Peña Nieto dijo que el trabajo infantil se ha reducido: de tres millones 77 mil que se reportó en 2011, para 2013 se registró a dos millones 537 mil menores de edad trabajadores.

En 2014, dijo, en mil 158 negociaciones salariales contractuales, empresas y sindicatos acordaron incluir bonos de productividad en favor de más de 622 mil trabajadores; se ha logrado aumentar en 47% la colocación de personas con discapacidad; se recuperaron seis mil 300 millones de pesos a través de la representación jurídica gratuita para los trabajadores, entre otras acciones.

El presidente de la Coparmex, Juan Pablo Castañón, hizo un reconocimiento al gobierno federal por mantener la unidad entre autoridades, sindicatos y empresarios.

Rodolfo Gerardo González, secretario general de la CROM dijo que la paz laboral contribuye a la estabilidad social, condición indispensable para impulsar la productividad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS