1

Rehúyen dirigentes de partidos abrir bienes

Todos fueron funcionarios, por tanto, la declaración existe: INE. PRD y Morena la prometen, sin fecha; silencio de PRI, PT y MC
Extracto del resolutivo del Comité de Información del INE sobre la declaración de bienes de dirigentes de partidos
14/05/2015
03:26
Misael Zavala
-A +A

[email protected]

Los presidentes de los partidos políticos se resisten a hacer públicas sus declaraciones patrimoniales, según se desprende de solicitudes de esta información con base en la Ley de Transparencia.

El Instituto Nacional Electoral (INE) exhortó a los partidos Revolucionario Institucional (PRI), del Trabajo (PT), Nueva Alianza (Panal), Movimiento Ciudadano (MC), Encuentro Social (PES) y Humanista (PH) a que manifiesten si sus dirigentes nacionales están dispuestos a hacer públicas sus declaraciones patrimoniales.

Hasta ayer no ha habido una respuesta a la petición del INE a los presidentes de partidos. 

El Comité de Información del instituto subrayó que “bajo el principio de máxima publicidad se instruye a que se solicite a los partidos PAN, PRI, PT, Panal, PES y PH, que (...) manifiesten si se cuenta con la autorización o no de los dirigentes de cada instituto político respecto a la entrega en versión pública de la última declaración patrimonial rendida como funcionarios públicos la cual, en caso afirmativo, deberá ser entregada”.

Los dirigentes nacionales de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), del Trabajo (PT), Nueva Alianza (Panal), Movimiento Ciudadano (MC), Encuentro Social y PH clasificaron como confidencial sus declaraciones patrimoniales, a pesar de que han sido servidores públicos anteriormente.

De acuerdo con datos del Comité de Información del Instituto Nacional Electoral (INE), a través de la petición de información con el número de folio INE-CI076/2015, si bien los presidentes de partidos no son servidores públicos, y por tanto no están obligados a presentar declaraciones patrimoniales, “lo cierto es que algunos ocuparon cargos públicos que sí los obligan, en su momento, a hacer pública dicha información”. 

Sólo con permiso. El mismo INE precisó que si bien los representantes de los partidos debieron presentar declaraciones patrimoniales por haber ostentado cargos públicos, “la publicación de la información relativa a la situación patrimonial se hará siempre y cuando se cuente con la autorización (del personaje), por lo que la información que en todo caso hayan presentado los dirigentes reviste carácter de confidencial”.

Tal es el caso del presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), César Camacho, quien fungió como diputado en el periodo 2006 al 2009, además de senador de representación proporcional (2000 al 2006) y gobernador del Estado de México (1995-1999).

El argumento del Comité de Información del INE es que en funciones como servidor público, conforme a los artículos 36 y 37 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos , el dirigente priísta —y los demás líderes que fungieron como servidores públicos— debió presentar su declaración de conclusión del cargo.

De la misma forma está el caso de Alberto Anaya, coordinador nacional del Partido del Trabajo (PT), quien se ha desempeñado como servidor público desde 1988 y actualmente se encuentra fungiendo como diputado federal de la actual LXII Legislatura.

Quien también ha sido legislador es Dante Delgado, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano (MC).

Fue senador durante el periodo 2006-2012 por Veracruz en la LX Legislatura; así como Luis Castro Obregón, dirigente de Nueva Alianza, quien se desempeñó con anterioridad como servidor público.

De los nuevos dirigentes de partido que también declararon como confidencial su declaración patrimonial y han sido servidores públicos son Hugo Eric Flores, líder del Partido Encuentro Social (PES), quien ocupó un cargo en el sexenio presidencial pasado y Javier Eduardo López Macías, ex líder del Partido Humanista (PH), quien laboraba con anterioridad como servidor público en un organismo desconcentrado de la Secretaría de Economía.

El resolutivo del órgano colegiado del INE indica que los dirigentes partidistas al haber desempeñado dichos cargos en representación o a propuesta de algún partido político, la información de sus declaraciones debería constar en los archivos de los institutos políticos.

“Así, este órgano colegiado considera pertinente formular un pronunciamiento general, en cuanto a que si bien los presidentes de los partidos políticos no son servidores públicos y por tanto no están obligados a presentar declaraciones patrimoniales, lo cierto es que algunos ocuparon cargos públicos que sí originan el deber de presentarla”, detalla. 

Sin embargo, en el resolutivo aprobado a finales de marzo se llega a la conclusión de clasificar como confidencial las declaraciones patrimoniales de los dirigentes en razón de que se negaron a presentarla al órgano de transparencia del INE. 

Los presidentes Carlos Navarrete, del PRD, y Martí Batres, de Morena, manifestaron su intención de entregar su declaración patrimonial para que sea pública, pero aún no la presentan.

En el caso del PAN, Gustavo Madero reportó que la presentaría en abril. El 4 de mayo incluso la hizo pública en conferencia de prensa.

El Partido Humanista se comprometió a que, de llegar la diputación federal, el presidente del partido hará pública su declaración de bienes.

El 25 de abril, EL UNIVERSAL publicó que César Camacho explicó que las declaraciones de bienes “se harán en el momento en que sea jurídicamente oportuno”. Camacho será diputado y se prevé su relevo en el cargo en el PRI antes del 1 de septiembre, cuando iniciará sus funciones como legislador federal.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS