Avanzan acuerdos de jornaleros y gobierno

Establecen pago mínimo de 200 pesos y seguridad social. Negocian liberación de cuatro detenidos el sábado pasado
Desde las 8 de la mañana de ayer comenzaron a concentrarse personas en San Quintín para apoyar a los voceros de los trabajadores del sector, quienes irían a la reunión con autoridades federales en Ensenada
14/05/2015
03:57
Justino Miranda / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Ensenada, B.C.— Jornaleros y autoridades federales acordaron avanzar en la propuesta de establecer 200 pesos como pago mínimo por ocho horas de trabajo, y garantizar con esto seguridad social para todos los trabajadores, que son las demandas principales desde el pasado 17 de marzo, cuando se inició un paro general.

En el encuentro encabezado por parte del gobierno federal, por el subsecretario del Trabajo, Rafael Avante y por el titular de la unidad de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, David Garay, discutían hasta el cierre de esta edición sobre la liberación inmediata sin pago de fianza de cuatro de los detenidos el sábado pasado durante el enfrentamiento con policías estatales.

Luego de que el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda, cancelara su asistencia al encuentro y acordara con jornaleros —vía telefónica— el cambio de sede de San Quintín a Ensenada, una comisión de los trabajadores del campo encabezados por sus cinco voceros se trasladaron en cinco autobuses a esta ciudad.

La reunión comenzó cerca de las 4 de la tarde, con la esperanza de que se concretaran ayer todos los acuerdos, en principio, sobre los dos puntos referidos. “Lo que queremos es lo que ya está puesto en la mesa, como la afiliación inmediata a la seguridad social de todos los trabajadores del campo de los ranchos de San Quintín. Con ello, el pago mínimo de 200 pesos por jornada de ocho horas, independientemente de las prestaciones de ley que les corresponde”, expuso Justino Herrera, uno de los voceros y dirigente de la comunidad triqui en San Quintín.

Pidió que además del alza en el pago de la caja de fresa y de todos los productos, que se suba, por ejemplo, de cuatro pesos a ocho pesos el bote de tomate; o la mora de 12 pesos a 18 pesos y la fresa de 12 a 20 pesos”.

Señaló que se insiste en el indulto, tanto de los detenidos el sábado pasado, como de los 14 que están presos por las manifestaciones del pasado 17 de marzo, cuando inició un paro general. “Que no haya represión para ninguno de los voceros, ni personas que hayan participado en este movimiento”, enfatizó el dirigente.

Desde las 8 de la mañana comenzaron a concentrarse personas en San Quintín para apoyar a los voceros que irían a la reunión que se había establecido. Ésta sería encabezada por el subsecretario Luis Enrique Miranda en esa localidad. No obstante, en una llamada del funcionario a Fidel Sánchez, cerca de las 9 de la mañana , uno de los voceros le dijo que no podría viajar al lugar por problemas de salud.

A esto el líder le respondió que lo consultaría con la gente, ante la insistencia de Miranda de que les garantizaría seguridad para que se trasladaran a Ensenada, donde estaría el titular de la unidad de Gobierno de la Secretaría de Gobernación y el subsecretario del Trabajo. Los trabajadores determinaron que sí irían a la mesa de diálogo.

Miranda ofreció recibirlos hoy y también acudir a San Quintín cuando se restableciera su estado de salud, lo cual no quedó definido hasta ayer en la noche. “Les doy mi palabra de que no va a pasar absolutamente nada”, le reiteró el subsecretario de Gobernación a Fidel Sánchez en la primera de las llamadas que le hizo ayer por la mañana, en la que ofreció que serían escoltados por patrullas de la Policía Federal en su camino hacia Ensenada y de regreso a San Quintín. En el encuentro estuvieron funcionarios de las secretarías de Agricultura y Desarrollo Social, además de los senadores Fidel Demédicis y Angélica de la Peña.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS