Indagan causa de accidente en feria aérea

Tripulantes de avión lograron salir expulsados de la nave que segundos después se estrelló en las inmediaciones de la base aérea de Santa Lucía
26/04/2015
03:53
Dennis A. García y Juan Manuel Barrera / Enviado y Corresponsal
-A +A

[email protected]

Tecámac, Méx.— La Feria Aeroespacial 2015, organizada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en la que participaron distintas empresas para dar a conocer nuevas tecnologías y servicios en el sector para el fortalecimiento de la industria en el ramo en México, terminó con un accidente, al estrellarse una de las aeronaves, aunque los dos tripulantes lograron salvar sus vidas.

Más de 200 mil personas se dieron cita en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, en el Estado de México, para admirar el espectáculo aéreo de la flota de la Fuerza Aérea Mexicana.

Familias enteras extendieron sus cobijas en el terreno militar para observar las acrobacias de las naves castrenses. El estruendo de las turbinas de los imponentes aviones F-5, Pilatus PC-7, T-6 Texan ll; así como helicópteros MI-17, Cougar, Bell 4-12 y Black Hawk, “prendió” a los visitantes.

Dos aviones Stearman PT-17, de fabricación estadounidense, fieles y dóciles para el entrenamiento, abrieron el espectáculo. Les siguieron un avión Hércules y dos Spartan desde los que, a 9 mil pies de altura, los paracaidistas se lanzaron. Los aplausos y las ovaciones acompañaron el descenso.

A lo lejos se vieron aeronaves de ala rotativa: tres helicópteros Cougar y un MI-17, de fabricación rusa, destinadas al transporte de personas. También remontaron el cielo los Black Hawk.

El júbilo subió de intensidad, con la aparición de los aviones F-5, utilizados para ataque a un blanco específico. Realizaron distintas maniobras en las que alcanzaron velocidades de hasta 905 kilómetros por hora.

El estruendo de sus turbinas sacudió a los espectadores junto con maniobras como cruces invertidos. Mientras que los pilotos de los aviones Pilatus PC-7 hicieron un rompimiento en espiral.

El incidente

Llegó el turno a tres aviones tipo Texan-6C II. El piloto que operaba la aeronave con la matrícula 6602 perdió el control al realizar la maniobra de “doble espejo”.

Los dos tripulantes lograron salir expulsados de la nave que segundos después se estrelló en las inmediaciones de la base aérea, casi al final del evento.

“Yo vi cómo los pilotos salieron a tiempo y al parecer están bien”, relató un asistente. “Una maniobra difícil, perdió el control y los pilotos salieron a tiempo en paracaídas. La aeronave se estrelló y se vio la columna de humo. De inmediato bomberos y ambulancias acudieron al lugar”.

La Sedena, informó en un comunicado, que el accidente se registró a las 11:05 horas, cuando el piloto perdió el control del avión Texan-6C II, al efectuar la maniobra de doble espejo.

Afirmó que “el impacto sucedió en inmediaciones de la Base Aérea Militar, sin que afectara a instalaciones o personas”. Ante el incidente la Sedena ordenó la integración de la Comisión Investigadora y Dictaminadora de Accidentes Aéreos, para determinar las causas del percance.

El avión era tripulado por piloto y copiloto, que fueron expulsados antes de que se estrellara la aeronave. Uno de los tripulantes fue atendido en las instalaciones médicas de la base aérea, en tanto que el otro fue trasladado vía aérea al Hospital Militar, ubicado en el Distrito Federal.

“La tripulación integrada por el comandante de nave y copiloto están ilesos y se les realiza un examen médico general para descartar lesiones”, detalló la Sedena. El accidente no empañó la clausura de la Feria Aeroespacial 2015, que fue inaugurada el pasado 23 de abril por el presidente Enrique Peña Nieto, con el objetivo de mostrar los avances de México en materia aeronáutica y en la cual participaron expositores de diversos países, entre ellos Brasil, Canadá, España, Francia, Israel, Rusia y Estados Unidos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS