Celebran diputados iniciativa por la palabra

Aprueban que conmemoración sea el primer viernes de marzo de cada año
José González Morfín (PAN), vicepresidente de la Mesa Directiva en San Lázaro; Manlio Fabio Beltrones, coordinador de los diputados del PRI, y Alejandro Montano (PRI) conducen al Licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz y a su esposa, la señora Perla Díaz
24/04/2015
05:41
Horacio Jiménez y Suzzete Alcántara
-A +A

[email protected]

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó que el primer viernes de marzo de cada año se celebre el Día Nacional de la Oratoria, como un reconocimiento a esta habilidad.

Al presentar el dictamen de la propuesta ciudadana del Presidente Ejecutivo y del Consejo de Administración de EL UNIVERSAL, Licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz, el presidente de la Comisión de Gobernación, el diputado Abel Salgado (PRI), asentó que la oratoria juega un papel fundamental en el desarrollo de la práctica parlamentaria, en la consolidación democrática, así como también, en la posibilidad de intercambiar ideas y opiniones a través del arte de la palabra.

“Sin duda alguna que el Concurso Nacional de Oratoria, que ha sido promovido a lo largo de más de 89 años por el periódico EL UNIVERSAL, ha sido un impulsor y ha mantenido la vigencia de esta importante práctica en el quehacer político y en el ámbito de las más diversas actividades del quehacer público”, afirmó.

A la sesión en San Lázaro donde se aprobó con el voto de los grupos parlamentarios la propuesta ciudadana, acudieron el Licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz, su esposa, Perla Díaz de Ealy; sus hijos Juan Carlos, Perla y Gabriel, así como el director de la Fundación Ealy Ortiz, Enrique Bustamante.

En tribuna, el ganador de concursos de oratoria, Francisco Arroyo Vieyra, indicó que no hay mejor día para aprobar esta iniciativa que el día en que celebramos el instrumento de libertad por excelencia: el Día del Libro.

“No hay orador sin una arquitectura intelectual basada en la lectura. No es, pues, un ejercicio ocioso. Fue un ejercicio que el magisterio mexicano nos enseñó; como machacó en nuestra mente la obligación de ser buenos ciudadanos, de corresponder a los valores patrios con respeto, con urbanidad”, expresó el legislador priísta.

En tanto, la panista Ana María Gutiérrez aseveró que la historia ha dado los más grandes oradores para bien y también, por qué no decirlo, para mal, pues un buen orador es la persona que convence, que plantea firme y claramente sus ideas; que atrae y las plasma en la mente de las audiencias para ser reflexionadas por su receptor.

“Cómo no recordar a Cicerón, Martin Luther King, Mahatma Gandhi, Ignacio Manuel Altamirano, Adolfo López Mateos y Manuel Gómez Morín, entre otros grandes de la palabra, que con la expresión de sus ideas cambiaron la realidad de las personas para su bienestar”, apuntó.

Fernando Belaunzarán (PRD) dijo, por su parte, que la palabra es un arma, razón por la cual es una iniciativa afortunada, aun cuando también la palabra surja para promover el odio. “Esta lógica de que quien no está conmigo es traidor a la patria. Esta lógica de la intolerancia. Si nosotros tenemos que reivindicar la palabra, la palabra incluyente, la libertad de expresión, tenemos que reivindicar la tolerancia”.

A su vez, la legisladora del Verde Ecologista Mónica García dijo que la oratoria va más allá, y además de articular un buen discurso ante un determinado público supone también el dominio de la voz, el espacio, la retórica; “sólo así se puede conmover y persuadir de manera correcta al público”.

El proyecto de decreto remitido al Ejecutivo, y que fue avalado por 376 votos a favor, ocho abstenciones y cero en contra, fue descrito por la petista Lila Aguilar como el arte de hablar con elocuencia, “pero no solamente eso, tiene el objetivo de persuadir. Y por eso, a diferencia de la didáctica y la poética, la oratoria no son sólo palabras, no son sólo palabras al aire, sino que requiere un receptor al que se pretende persuadir con racionalidad para que actúe o piense de alguna manera”, acotó.

En este sentido, la coordinadora de Nueva Alianza, Sanjuana Martínez, indicó que México necesita y requiere liderazgos sólidos que surjan desde abajo para poder revertir la desconfianza y la falta de credibilidad en las instituciones; “y en ese sentido, el arte de la oratoria puede aportar elementos para la formación de liderazgos auténticos que fundan su prestigio en la correcta utilización de la palabra”, detalló.

En su intervención, el diputado Manuel Huerta (Morena) externó que al retomar la propuesta ciudadana del Licenciado Ealy Ortiz con la oratoria se abrirán caminos de certidumbre y esperanza para México, “tan vulnerado en estos momentos por la pérdida de rumbo, la cerrazón, la violencia, pero sobre todo por la carencia de valores y el desapego a la cultura del diálogo, al entendimiento y a la tolerancia”.

“Estoy contento”

En entrevista, después de avalarse el decreto, el Licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz recordó que ya casi cumple 46 años dirigiendo los destinos de EL UNIVERSAL y aseguró que es un honor y una gran responsabilidad seguir con los destinos de “este gran periódico”.

“Estoy muy contento, muy satisfecho. Es algo histórico lo que estamos viviendo, muestra que los mexicanos podemos tener consensos para bien de México”, comentó.

“En Coahuila recibimos con beneplácito la aprobación por unanimidad de las Cámaras de Senadores y en la de Diputados del dictamen que instituye el primer viernes de marzo de cada año como Día Nacional de la Oratoria, porque representa un reconocimiento a la importante aportación en el fomento de la cultura en el país, que a lo largo de casi un siglo ha hecho EL UNIVERSAL”, afirmó por su parte el líder del Congreso local, diputado José María Fraustro Siller.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS