Alondra regresa. Historia binacional de torpezas

Padres recuperan a su hija llevada por Interpol a EU. Alistan acción legal; "involucrados se equivocaron"
El pasado 16 de abril agentes de la Interpol sacaron de la escuela a la menor para llevársela a EU y entregarla a una mujer que decía ser su madre (ESPECIAL)
23/04/2015
03:55
Xóchitl Álvarez / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Guanajuato, Gto.— Después de 147 horas de angustia, Gustavo Luna Romero y Susana Núñez Granados recuperaron a su hija Alondra, a quien agentes de la Interpol sustrajeron de la telesecundaria Sor Juana Inés de la Cruz el jueves 16 de abril, luego de que una juez ordenó entregarla a Estados Unidos a una mujer que afirmaba ser su madre, por lo que ahora se preparan para emprender acciones legales como reclamo de justicia ante este error.

El padre no sabe cómo expresar la felicidad que siente, al igual que su esposa, porque Alondra está de vuelta en su hogar. Tiene claro además que se equivocaron “todas las autoridades que estuvieron involucradas en esto”.

Para no empañar la alegría que siente con su esposa y con sus otros dos hijos —de 19 y 7 años— por el reencuentro con Alondra, se reserva los detalles de las demandas legales que presentará por lo que se le causó a su hija y a toda la familia.

Después de seis días de incertidumbre y lágrimas, la casa de los Luna Núnez se iluminó a las 6:00 horas de este miércoles con la noticia de que “la niña venía a casa”.

Sonó el teléfono móvil de Susana. Le dieron la noticia de que la prueba de ADN que se le había realizado a su hija para determinar quiénes eran sus verdaderos padres resultó negativa para Dorotea García Macedo, mujer oriunda de Michoacán residente en Estados Unidos, a quien se la entregaron para residir con ella en Houston, Texas.

“Me siento muy feliz porque ya me van a dar a mi hija”, fueron las primeras palabras de la madre de Alondra, quien el jueves pasado a las 8:30 horas fue sustraída por la Interpol del salón de clase de la escuela telesecundaria Sor Juana Inés de la Cruz de esta ciudad, para entregarla a una mujer que afirmaba ser su madre.

Con voz agitada dijo que en su corazón siempre supo que recuperaría a la hija que tuvo en el vientre. “¡Gracias a Dios!”.

“Me hablaron de la ciudad de México, de la Secretaría de Relaciones Exteriores, me dieron el fallo y me dijeron que la niña ya venía, que iba a abordar el avión y ya estaba aquí como a las 11 de la mañana”, relató Susana Núñez. La noticia se propagó y a la casa comenzaron a llegar vecinos y familiares para felicitar a estos padres y hermanos.

El reencuentro llegó. Sus padres la recibieron entre sonrisas y lágrimas de emoción, dialogaron en privado con su hija, luego de que un médico la revisó corroborando que se encontraba bien de salud física y emocional.

“Háganme la prueba”. Al igual que su esposo, Susana sabe que ahora lo más valioso es que Alondra está bien, de vuelta con su familia.

Sin embargo, ante la serie de errores que condujeron a que su hija saliera de México y fuera entregada en Estados Unidos a una mujer que no era su madre como ella argumentó, adelantó que en los siguientes días analizarán las acciones legales que emprenderán ante la injusticia que vivieron.

Buscarán justicia por el daño que le causaron a Alondra, quien contra su voluntad fue entregada por una juez de Michoacán a la mujer que afirmaba ser su madre, incluso en la audiencia la identificaron como Alondra Díaz Macedo, sin realizar las pruebas suficientes, a pesar de que la menor pidió que le practicaran el examen de ADN antes de separarla de sus padres.

Indicaron que hay testigos de que cuando la menor fue presentada en Michoacán ante la juez, le reiteró: “Hágame la prueba de ADN, ¿para qué me lleva?, si resulta positiva, traiga a mis papás”, y se la llevaron a Houston.

Gustavo agregó que no tiene ningún resentimiento contra Dorotea García, porque sabe lo se siente que le quiten una hija, “le deseo que encuentre a la suya”.

Los padres coincidieron en que Alondra no regresará a la telesecundaria hasta que se recupere del episodio que vivió, para lo cual se le brindará atención sicológica que han ofrecido el gobierno del estado y la Procuraduría de los Derechos Humanos.

Para las acciones legales se tiene el ofrecimiento de asesoría jurídica del gobierno estatal, comentó.

El gobernador Miguel Márquez Márquez, quien recibió a Alondra en el aeropuerto, reprobó el trato que recibieron la menor y sus padres por parte de la juzgadora de Michoacán, cuya actuación deberá ser revisada por las autoridades judiciales, así como la del resto de las autoridades implicadas.

A las 8:30 horas del jueves pasado la niña fue llevada ante un juzgado de Los Reyes, Michoacán, por una demanda que presentó Dorotea García Macedo, originaria de esa entidad, con residencia en Estados Unidos, quien afirmó que Alondra es la hija que hace ocho años le arrebató su ex pareja Reynaldo Díaz.

La Juez Primero de lo Civil en Los Reyes, Michoacán, otorgó una orden para hacer efectiva la custodia de Alondra Luna en favor de Dorotea García Macedo, como su verdadera madre; de acuerdo con los agraviados, la juzgadora se negó a recibir los documentos que presentaron para acreditar que son los legítimos padres, entres éstos el acta de nacimiento y la constancia de alumbramiento; y al pedir la prueba de genética, fueron ignorados.

Dorotea García aseguraba que Alondra es su hija por una cicatriz que tiene entre las cejas, pero la confundió con Alondra Díaz, de 13 años, quien es la hija que procreó con Reynaldo Díaz, quien desapareció con la niña en 2007, fecha en que inició su búsqueda.

La mujer creyó que la hija de los Luna Núñez podría ser suya, ya que, según explica Susana Núñez, el hombre que sustrajo de Estados Unidos a la niña desaparecida hace ocho años “es el hermano de un cuñado de mi esposo, de quien se desconoce su paradero”, de ahí la posible confusión.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS