Se encuentra usted aquí

Aduanas, en alerta contra el crimen

La seguridad había sido vulnerada por bandas criminales que lograron introducir grandes cargamentos de droga, cocaína y metanfetamina, principalmente
En 2007, en el puerto de Manzanillo se incautaron 15 toneladas de seudoefredina. Más tarde se revelaría la red de tráfico de esta sustancia que operaba el chino, nacionalizado mexicano, Zhenli Ye Gon, actualmente detenido en Estados Unidos
23/04/2015
04:05
-A +A
Por: Lilia Saúl y Raúl Torres
Las 49 aduanas con que cuenta México se mantienen en estado de alerta debido a que el crimen organizado mantuvo en el sexenio pasado control principalmente en zonas como Lázaro Cárdenas, Michoacán y Manzanillo, Colima.

Lograron introducir cargamentos de droga, principalmente cocaína y metanfetamina.

De acuerdo con la Oficina de Narcóticos de Estados Unidos y con solicitudes de información de EL UNIVERSAL, los decomisos de droga se han ido incrementando en los últimos años con relación al aumento de seguridad en las aduanas: 19.8 toneladas de metanfetaminas y 3.6 toneladas de cocaína han sido decomisadas en los últimos cuatro años siendo 2013 el más relevante para las autoridades federales.

EL UNIVERSAL recorrió la aduana de Manzanillo, Colima, donde se hizo uno de los principales decomisos al crimen organizado de 700 toneladas de mineral de hierro. Actualmente las autoridades aseguran que “ya no entra nada”.

El destino de esas 700 toneladas de hierro es actualmente para el mejor postor que ofrezca dinero al gobierno mexicano a través de las subastas del SAE.

Mineral a subasta

El comprador podrá exportar el material. Así comienza una de las principales ofertas en el sitio de subastas del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) con su propuesta para atraer clientes. La subasta se trata, ni más ni menos, que de las toneladas de mineral de hierro que le fueron confiscadas a los Caballeros Templarios el 30 de abril del año pasado.

El material se encuentra resguardado en una de las aduanas. Así lo confirma el video en youtube que se encuentra en el sitio de Subastas del SAE (https://youtu.be/1dmpJxVaUXU).

Manzanillo, hermético

La noticia recorrió todo el puerto, las autoridades habían decomisado un contenedor lleno de euros bien empaquetados, literalmente eran toneladas de dinero; “eso es lo que más me ha impresionado en los más de 30 años que tengo en esto, es la forma en que se paga la mafia”, señala Braulio, un agente aduanal que prácticamente ha transitado por todos los puertos del país y hoy se ha establecido en Manzanillo, que —asegura— desde hace 18 meses se ha convertido en una aduana infranqueable.

“Este es un puerto muy distinto a Veracruz, Altamira o Lázaro Cárdenas, en ninguno de esos lugares se manejaban citas para los previos, que es cuando te ponen la mercancía a disposición y verificas que los contenedores coincidan con el pedimento”, señala el hombre que revisa una pila de papeles sentado ante un ventanal desde el que se ven las grúas en uno de los muelles.

Después de todo esto —explica Braulio, el agente aduanal— hay que solicitar otra cita para embarcar; esta forma no sólo ha sido necesaria para agilizar la entrada y salida de mercancía en una aduana sobrepasada hasta hace un año, sino que se ha convertido en uno de los filtros con el que la nueva administradora intenta poner orden en esta puerta.

Braulio considera que ella corre un riesgo alto al meterse con muchos intereses; recuerda lo que ocurrió en junio de 2009 con Francisco Serrano Aramoni, administrador de la aduana del puerto de Veracruz que fue asesinado después de que empezó a ordenar las cosas.

Su preocupación es compartida por el gobierno federal, que ha clasificado como reservada toda la información sobre los administradores de las aduanas del país.

“Esta es una aduana con criterios muy duros y la administradora no duda en poner PAMAs (Procedimientos Administrativos en Materia Aduanera) que pueden derivar en la cancelación de una patente aduanal; desde que ella llegó han cancelado 14 patentes, yo creo que encontró una aduana por donde pasaba de todo y empezó a frenar esas cosas”, dice Braulio, que ha terminado de palomear papeles.

“Ya no entra nada”

En el municipio de la Huerta, Jalisco, a unos 100 kilómetros de Manzanillo, saben que algo sucedió en el puerto porque han notado que se han detenido los embarques de madera y mineral clandestino que antes bajaban de esta región.

Salvador Magaña, regidor del ayuntamiento, señala que hasta hace unos meses todavía había reportes de camiones que iban llenos de mineral a Manzanillo y de pronto eso paró por completo.

“Incluso se dice que en uno de los decomisos recientes fue de mineral de esta región”, indica el político.

En su oficina, Braulio explica que desde que se colocaron aparatos de rayos gama en cada uno de los carriles por los que entra o sale mercancía del puerto ha sido más fácil para la autoridad detectar la llegada de mercancías ilegales.

Asegura que si hay algún pedimento cuyos domicilios fiscales parezcan sospechosos, la administradora retiene la mercancía mientras coteja los datos a través del SAT para saber si es un embarque sano o no.

“Tiene la aduana llena de mercancías confiscadas, desde textiles o calzado que se subvalúa hasta psicotrópicos o dinero en efectivo; detuvo tres buques de mineral, levantó las PAMA y en un caso hasta confiscó el barco; se necesitaron aproximadamente 500 tolvas para trasladar el mineral, pero antes salían así hasta cinco barcos cada mes”, señala el agente aduanal.

Las drogas o las sustancias prohibidas que se intentan hacer pasar como si fuera productos químicos legales son detectadas por un grupo de la menos 20 personas que con equipo especializado toman muestras cuando se abren los contenedores.

“Llega en tambos, como si fuera talco o ácido cítrico, no es como se ve en las películas, que ya está empaquetada y todo eso, pero desde hace ya dos años hay un grupo especializado para tomar muestras y detectar cualquier sustancia; en la aduana vacían todo y pueden o no invitar a los importadores a presenciar eso”, refiere.

Además de las medidas impuestas por la nueva administración, la infraestructura con que ahora cuenta el puerto ha facilitado el control de lo que entra y sale: si antes las importaciones y las exportaciones peleaban espacio en sólo ocho carriles, hoy hay 15, cada uno con un sistema de rayos gama y pedimento automatizado que agiliza el tránsito.

“Antes no había tanto orden ni se tenían los elementos suficientes para controlar y coordinar lo que sale y entra, hoy hay una capacidad instalada que permite hacerlo, y aunque no se puede prohibir que entre el mineral al puerto, cuando se hace el pedimento entra en acción la administración de la aduana y si las cosas no están en orden, confiscan antes de que el mineral suba al barco (…) Se ha detenido esto a tal punto que no entra ni un kilo de mineral ni de madera, y con los rayos gama, ellos ya saben si traen madera o mineral y ponen el cargamento en consulta para que lo abran los OCC, que antes eran conocidos como los Fiscales, que toman una muestra delante de todas las autoridades”.

Según Braulio, la presencia de distintas autoridades en las inspecciones es otro de los candados que han ayudado a contener la entrada y salida de mercancía ilegal, pues ahora todo se hace frente a representantes de la PGR, la Marina, Profepa y personal de la aduana.

En opinión de Braulio, hay un control estricto que dista mucho de lo que él vio en Lázaro Cárdenas hace unos cuantos años: “Allá es otro mundo, o era, ya no sé; allá se controlaban las cosas por personas que no son la autoridad y todo pasaba y caminaba porque ellos lo decidían; por ejemplo, todos los carros de mineral entraban de las 11 de la noche en adelante y todo mundo lo sabía, pero aquí en Manzanillo quiero pensar que antes el problema era la falta de infraestructura y los descuidos que generaban boquetes en un sistema sobrepasado”.

“Este ya es un puerto militarizado”, concluye un topógrafo que trabaja en la aduana.

 

* Este reportaje fue realizado por Lilia Saúl y Elsa Cabria en el marco de la Iniciativa para el Periodismo de Investigación en las Américas del International Center for Journalists (ICFJ) en alianza con CONNECTAS.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS