En 2013, ASF alertó por uso opaco de helicópteros

La Auditoría Superior de la Federación detectó, en 2013, uso irregular en un helicóptero del gobierno federal
02/04/2015
11:14
Ciudad de México
-A +A

Jorge Ramos 

[email protected]

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó uso irregular de un helicóptero nuevo del gobierno federal, por no contar con registros de quiénes viajan en la unidad.

En la revisión de la cuenta pública 2013 —el primer año de gestión del presidente Enrique Peña Nieto—, la ASF señaló que en algunos casos “no se pudo constatar su debida utilización” porque no se especifica el nombre de los funcionarios que han usado las aeronaves; sin embargo, el organismo se dio por satisfecho con la promesa de que en adelante se contará con esos registros.

La ASF solicitó las órdenes de vuelo para verificar el uso de siete helicópteros adquiridos a finales de la pasada administración federal pero entregados a la presente, de los que cuatro fueron asignados a la Presidencia de la República y los tres restantes a la Secretaría de Marina (Semar), a la Sedena y a la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

“En la revisión, se observó que en algunos casos no se especifica el nombre de los funcionarios que se trasladaron, por lo que no se constató su debida utilización”, precisa.

La Auditoría señaló que “en lo sucesivo deberá asentar en las órdenes de vuelo de las operaciones aéreas asignadas al helicóptero Agustawestland modelo AW109SP, los nombres de los funcionarios que son aerotransportados; asimismo, llevar un registro con la referida información a efecto de constatar la debida utilización del citado material de vuelo. Por lo anterior, la observación se considera atendida”.

Ayer se dio a conocer que el titular de Conagua, David Korenfeld, utilizó un helicóptero de la dependencia para un traslado privado con su familia de Huixquilican, estado de México al Aeropuerto Internacional de la ciudad de México.

Otras anomalías. La ASF documentó que la compra de siete helicópteros Agustawestland, con valor de 637 millones 425 mil pesos, para uso de la Presidencia de la República y del gabinete fue irregular, pero se limitó a recomendar a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) que fortalezca sus mecanismos de adquisición para garantizar las mejores condiciones de compra.

La Sedena compró los helicópteros a una empresa sin haber consultado precios en las principales armadoras en el mundo y “previo al inicio del procedimiento, ya se había seleccionado al proveedor”, asegura la ASF.

“No obstante que en el numeral IV Resultado de la Investigación de Mercado que soporta el procedimiento de contratación propuesto, se señala que la Sedena envió peticiones de oferta a los principales fabricantes de helicópteros a nivel mundial; de acuerdo con las constancias documentales del expediente del procedimiento de adjudicación, la investigación de mercado se conformó con la cotización emitida por la empresa a la que se le adjudicó la compra”.

El 9 de noviembre de 2013, este diario anticipó la adquisición de seis helicópteros para uso de la Presidencia de la República y del gabinete; la ASF documentó que después se animaron a comprar una pieza más para la Conagua, que encabeza David Korenfeld, aunque la entrega de la aeronave fue tardía.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS