Norcorea, creciente amenaza, coinciden Trump y Moon

Los presidentes de EU y Corea del Sur, respectivamente, celebraron vía telefónica la aprobación en la ONU de nuevas sanciones a Pyongyang ante sus recientes pruebas de misiles
Moon Jae-in charlando por teléfono con Donald Trump. FOTO: EFE
06/08/2017
22:24
Reuters
-A +A

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario surcoreano Moon Jae-in coincidieron en una charla telefónica en que Corea del Norte es una amenaza creciente para la mayoría del mundo después de una reciente serie de pruebas de misiles balísticos intercontinentales, dijo el domingo la Casa Blanca.

En la llamada, los dos líderes dieron la bienvenida a la aprobación unánime el sábado de una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas imponiendo nuevas sanciones a Pyongyang, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

"Los dos líderes afirmaron que Corea del Norte es una grave y creciente amenaza directa contra Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, así como para la mayoría de los países alrededor del mundo", sostuvo la Casa Blanca. "Los líderes se comprometieron a implementar por completo todas las resoluciones relevantes y a urgir a la comunidad internacional a hacer lo mismo".

Las nuevas sanciones sobre Pyongyang podrían reducir los ingresos anuales por exportaciones de 3 mil millones de dólares en un tercio. Corea del Norte ha sido foco de atención internacional en los últimos meses por haber conducido pruebas de misiles balísticos, incluyendo dos en julio que ayudaron a acelerar la acción de la ONU.

La resolución, impulsada por Estados Unidos, prohíbe exportaciones de carbón, hierro, mineral de hierro, plomo, mineral de plomo y mariscos. También impide a los países aumentar el número actual de trabajadores norcoreanos en el extranjero, prohíbe nuevas empresas conjuntas con Corea del Norte y cualquier nueva inversión en firmas conjuntas actuales.

El gobierno surcoreano dijo en un comunicado que había que mostrarle a Corea del Norte que la puerta para el diálogo aún está abierta si Pyongyang abandona su programa nuclear.

Washington ha amenazado con ejercer presión comercial sobre Pekín e imponer sanciones a empresas chinas que hagan negocios con Pyongyang. La semana pasada, Trump promulgó un conjunto de sanciones contra Corea del Norte que apunta a firmas extranjeras, incluyendo bancos chinos que hacen negocios con Corea del Norte y países que contratan a sus trabajadores.

El canciller de China dijo el domingo que las nuevas sanciones de la ONU sobre Corea del Norte eran la respuesta correcta a una serie de pruebas misilísticas, pero que el diálogo era vital para resolver el complejo y sensible tema, que está ahora en un "momento crítico".

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios