Fiscal acusa golpe de Estado en Venezuela

Se ausenta de audiencia en su contra; tribunal decidirá si la destituye en cinco días
Un niño con su “e s c u d o”, durante la manifestación de ayer en contra de Nicolás Maduro, en Caracas. Las protestas buscan frenar la Asamblea Constituyente a la que convocó el gobierno y que haya nuevas elecciones. (FEDERICO PARRA. AFP)
05/07/2017
01:50
Agencias
Caracas
-A +A

El enfrentamiento entre los poderes públicos en Venezuela se intensificó luego de que la fiscal general se negara a asistir a una audiencia en el Tribunal Supremo de Justicia sobre el proceso para su eventual destitución y advirtiera que en el país está en marcha un “golpe de Estado”, mientras en las calles la gente se expresaba en favor y en contra del proceso.

La fiscal Luisa Ortega Díaz compareció desde el Ministerio Público, tras negarse a asistir al proceso de antejuicio de mérito en su contra en el Supremo al considerar que no ha cometido delitos y que el máximo tribunal es “ilegítimo” y un brazo ejecutor del Ejecutivo para disolver los poderes. “No voy a convalidar un circo que teñirá nuestra historia con vergüenza y dolor”, dijo.

“Esto es un golpe de Estado, más grotesco que el de Carmona”, insistió, aludiendo al golpe de 2002 contra el fallecido presidente Hugo Chávez perpetrado por el empresario Pedro Carmona, quien disolvió los poderes públicos. La fiscal añadió que el proceso en su contra es un “fraude procesal” con el que se busca “intimidarla” y callarla porque advirtió dentro y fuera del país que magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) “abandonaron el sometimiento a la Constitución, usurpando cualquier poder, el de la Asamblea [Parlamento], el del Ministerio Público".

“Callarme para que no siga diciendo verdades tales como que actualmente persiste en Venezuela una grosera ruptura del orden constitucional que proviene de la represión desmedida por parte de los órganos de seguridad del Estado y de las sentencias proferidas por el Tribunal Supremo ”, dijo, y añadió que en caso de ser removida del cargo “arbitrariamente” por el TSJ, tendrá el deber de “colaborar en el restablecimiento” de la vigencia de la Constitución junto a “todo el pueblo venezolano”.

El diputado oficialista Pedro Carreño, quien solicitó el enjuiciamiento de Ortega, la acusa de “lesionar la ética pública y la moral administrativa”, “actuar con grave e inexcusable ignorancia de la constitución”, “violar, amenazar o menoscabar” la Carta Magna y realizar “activismo político partidista”.

El defensor público Javier Hernández pidió al TSJ detener el proceso de enjuiciamiento contra Ortega. El presidente del TSJ, Maikel Moreno, dijo que se tomará cinco días para anunciar su decisión sobre el caso, tras concluir la audiencia oral y pública, pese a la inasistencia de Ortega.

Nuevas protestas se registraron ayer en Caracas y en varias ciudades del país en contra de la convocatoria gubernamental a una Asamblea Constituyente —cuya legalidad ha sido cuestionada por la fiscal— y en defensa de Ortega. La oposición convocó a un plebiscito el 16 de julio para que los venezolanos decidan si apoyan la convocatoria a la asamblea, aunque ayer el presidente Nicolás Maduro dijo que este llamado es “ilegal” por no haber sido organizado por el Consejo Nacional Electoral.

Decenas de simpatizantes del gobierno de Maduro también se manifestaron en apoyo al juicio a Ortega, bajo la consigna: “No a la impunidad, sí a la justicia”.

Según la fiscalía, las protestas han dejado 91 muertos, tras confirmarse el deceso de Engelbert Duque, de 25 años, en una manifestación en la localidad de Táriba.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS