Rusia evalúa respuesta a sanciones de Washington

Europa también expresa su preocupación por posible afectación a firmas energéticas del bloque
27/07/2017
03:13
Agencias
Moscú
-A +A

Rusia advirtió ayer que estaba cerca de adoptar medidas contra Washington después de que la Cámara de Representantes apoyó nuevas sanciones estadounidenses contra Moscú, mientras la Unión Europea dijo que la decisión podría afectar su seguridad energética y que también estaba preparada para actuar.

La Cámara de Representantes votó unánimemente a favor de imponer nuevas sanciones sobre Moscú el martes y de forzar al presidente Donald Trump a obtener el permiso de los legisladores antes de aliviar cualquier restricción contra Moscú. “Éstas son malas noticias desde el punto de vista de los lazos entre Rusia y Estados Unidos”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. “Estamos hablando de un acto extremadamente hostil”, añadió.

Dijo que el presidente ruso, Vladimir Putin, decidirá si Moscú adoptará represalias y de qué manera, mientras el viceministro de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov, advirtió que la medida estaba llevando las relaciones bilaterales a territorio desconocido. Las sanciones aún deben ser aprobadas por el Senado y por el propio presidente Trump. Pero Bob Corker, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, dijo ayer que las medidas se convertirían en ley “muy, muy pronto”.

Por su parte la Unión Europea advirtió que las sanciones contra Rusia —que incluyen limitar el acceso a bancos de EU y la exclusión de los rusos de los mercados públicos de la primera economía mundial— pueden castigar a las empresas energéticas europeas que tienen negocios con Moscú, por lo que prometió no quedarse de brazos cruzados.

“La Comisión [Europea] concluyó que si nuestras preocupaciones no se tienen suficientemente en cuenta, estamos preparados para actuar de manera adecuada en cuestión de días”, advirtió su presidente Jean-Claude Juncker, después de una reunión del ejecutivo comunitario.

Washington y Bruselas contaban en el pasado con una línea roja, subrayando que ninguna sanción afectaría el aprovisionamiento energético de Europa y, en una aparente concesión, la Cámara Baja modificó un artículo para circunscribir el ámbito de las sanciones a los oleoductos con origen en Rusia. Esta precisión dejaría fuera de las sanciones al oleoducto que une Kazajistán con Europa, pero podría afectar al proyecto de gasoducto Nord Stream 2, entre Rusia y Alemania a través del mar Báltico.

Irán, otro de los países que se verían afectados por las sanciones, dijo que actuará en reciprocidad si éstas se vuelven realidad. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS