Washington deja de armar a rebeldes sirios, según diario

Mandatario de EU pone fin a un programa que comenzó su antecesor en 2013 como forma de presionar a Bashar al-Assad
20/07/2017
03:19
Washington
DPA y EFE
-A +A

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó terminar con la provisión de armas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) a los rebeldes que combaten en Siria al gobierno de Bashar al-Assad, informó ayer el diario The Washington Post.

La decisión de Trump se produjo hace un mes tras reunirse con el jefe de la CIA, Mike Pompeo, y el asesor de Seguridad Nacional, HR McMaster, y justo antes de la reunión que mantuvieron el estadounidense y su homólogo ruso, Vladimir Putin, el 7 de julio en Hamburgo, Alemania, en el marco de la cumbre de líderes del G20.

Tras ese encuentro, Trump y Putin anunciaron un alto el fuego en el suroeste de Siria, en las provincias de Al Sueida, Al Quneitra y Deraa, cercanas a la frontera con Jordania y donde los rebeldes sirios apoyados por la CIA desarrollaban desde hace tiempo sus actividades.

Según los funcionarios citados por el Post bajo condición de anonimato, la decisión de poner fin al programa secreto de la CIA no era una condición para las negociaciones para el alto el fuego, que desarrollaron durante semanas entre los gobiernos de Rusia, Jordania y Estados Unidos.

La decisión de Trump no afecta a otro programa que lleva a cabo el Pentágono para entrenar a los rebeldes que se enfrentan al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Una portavoz de Trump no confirmó la veracidad del informe.

La provisión de armas comenzó bajo la administración del ex presidente Barack Obama en 2013, como una forma de presionar a Al-Assad. La decisión estadounidense fue criticada por Rusia, que apoya al gobierno del presidente sirio.

Funcionarios de EU citados por el Post aseguraron que la eliminación del programa secreto “refleja” el interés de Trump en trabajar con el Kremlin, que en su momento consideró la idea de armar a los rebeldes sirios como un ataque directo a sus intereses en la región. “El fin del programa es también un reconocimiento de la influencia limitada de Wa-
shington y de su limitado deseo de echar a Al-Assad del poder”, afirmó el diario.

Trump dice que su prioridad en Siria es acabar con el EI y que, para ello, podría colaborar con Rusia, potencia envuelta en el conflicto desde 2015. Según el Post, ahora la presencia de EU en Siria se reduce al combate al EI con bombardeos aéreos y apoyo a las kurdas Fuerzas Democráticas Sirias. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS