Uruguay se vuelve desde hoy Estado dealer

Inicia la venta de marihuana en farmacias, aunque críticos cuestionan que los puntos de comercio son insuficientes
Todo listo. Una vendedora revisa los sobres con los dos tipos de marihuana que desde hoy se venderán en esta farmacia en Las Flores, en Montevideo. (EL PAÍS/GDA)
19/07/2017
01:52
Montevideo
TOMER URWICZ - El País
-A +A

A mil 307 días de promulgada la ley, hoy empieza la venta de marihuana en farmacias de Uruguay. Tras esta dilación, cuatro decretos reglamentarios y un cambio de gobierno de por medio, el país da el paso más novedoso en el proceso de regulación que inició a fines de 2013: la comercialización de cannabis sicoactivo para usos no médicos.

El presidente Tabaré Vázquez cumplió con el mandato de la ley 19 mil 172. Sólo 16 farmacias tienen a disposición stock de marihuana, y la cantidad de puntos de venta deja afuera a buena parte de la población; en las zonas de mayor demanda, como Montevideo, el producto puede escasear al cabo de un día.

En la capital, donde se concentran seis de cada 10 usuarios registrados, existen cuatro farmacias que venderán el producto en Ciudad Vieja, Cordón, Pocitos y Malvín. Es decir, cuatro locales en esos barrios deberán abastecer una demanda que, hasta el 16 de julio, rondaba los 3 mil adquirentes (los restantes 2 mil son del interior).

Cada farmacia puede obtener hasta dos kilos de marihuana al mes, sin importar de cuál de las dos variantes disponibles se trate. Y cada adquirente puede comprar hasta 10 gramos por semana. Si todos los inscritos en Montevideo desearan obtener hoy mismo su cuota, el stock se acabaría en el día y faltarían unos 22 kilos.

El lunes terminaron de recibir sus pedidos las 16 farmacias habilitadas para vender. Según la inscripción en los sobres, en cualquiera de las dos variedades que se venderán la fecha de vencimiento es diciembre de este año. Entre las dos compañías con licencia para cultivar llevan cosechados 700 kilos de marihuana. El cannabis ya recolectado dura poco más de medio año sin degradarse, pero el stock ya disponible daría para 22 meses.

ONGs confían en que “se va a vender mucho y se va a registrar más gente, lo que es importante para seguir desplazando al narcotráfico”, explicó Diego Pieri, de Proderechos. Algunos han manifestado que el grado de THC, que es de 2%, hace que el nivel sicoactivo sea bajo, que “no pegue”. Pero la garantía de calidad, la legalidad y el precio [unos 6.6 dólares los cinco gramos], permiten plantarse con fuerza frente al narcotráfico, señaló Pieri.

Tras el “fracaso” de la política prohibicionista, Uruguay arriesga con este experimento y se convierte, como definió The Washington Post, en un “Estado dealer”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS