Prorrusos en Ucrania proponen crear Estado de Malorrusia

El jefe de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexandr Zajárchenko, anunció hoy la creación de un nuevo Estado, llamado Malorrusia (Pequeña Rusia), que incluiría a las regiones separatistas de Ucrania y al resto del país
(Foto: AP)
18/07/2017
15:38
Notimex
Moscú
-A +A

El jefe de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexander Zajarchenko, propuso hoy crear el Estado de Malorrusia, que incluiría a las regiones separatistas del este de Ucrania y al resto del país, ya que Kiev ha sido incapaz de acabar con la guerra civil.

Desde la ciudad de Donetsk, plaza fuerte de los separatistas prorrusos, Zajarchenko anunció que el nuevo Estado, que se llamará Malorrusia (Pequeña Rusia), no abarcará sólo las regiones rebeldes de Donetsk y Lugansk, sino otras 19 regiones de toda Ucrania, además habrá un periodo de transición de tres años para su creación.

"El régimen de Kiev no es capaz de acabar con la guerra civil, proponemos establecer el Estado de Malorrusia, un Estado joven e independiente para un periodo de transición de tres años", dijo Zajarchenko a la prensa.

Según el líder separatista, “Ucrania ha demostrado ser un Estado fallido” y la situación ha llegado a “un callejón sin salida”, por lo que la creación del nuevo Estado ayudará a terminar el conflicto en Donetsk y los residentes de las regiones y la comunidad internacional deben apoyar esta idea.

Propuso decretar el estado de excepción durante la creación de nuevo Estado. “Debido a un grave estado económico del país, al posible caos y desintegración y la posibilidad de que se desate una guerra todos contra todos, consideramos necesario imponer el estado de excepción por un periodo de tres años", indicó.

Zajarchenko explicó que este periodo terminará con la aprobación de la Constitución del nuevo Estado de Malorrusia, durante un referéndum que se celebrará tras un amplio debate.

El viceprimer ministro, ministro de Ingresos y Tributos de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexandr Timoféev, precisó que el nuevo Estado será un ente federativo con amplia autonomía y leyó el acta constitucional sobre la creación de un "nuevo Estado" con capital en Donetsk, que sería heredero legal de Ucrania.

“Nosotros, los representantes de la antigua Ucrania, anunciamos la creación de un nuevo Estado, heredero legal de Ucrania; concordamos en que el nuevo Estado se llamará Malorrusia, ya que el apelativo de Ucrania se desacreditó; la capital de Malorrusia será la ciudad de Donetsk", señaló.

Según Timoféev, los órganos centrales del nuevo Estado se encargarán del presupuesto federal, el Ejército y los servicios secretos.

Además, indicó que el futuro Estado volverá a formar parte de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) que aglutina a las antiguas repúblicas soviéticas con Rusia a la cabeza, así como restablecerá las relaciones con Moscú.

"Malorrusia es un Estado multinacional, cuyos idiomas oficiales son el malorruso y el ruso, manteniendo los derechos de las lenguas regionales", añadido, leyendo un fragmento del acta constitucional del nuevo Estado.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, quien se encuentra de visita en Georgia, rechazó de inmediato las intenciones separatistas y dijo que "el proyecto de una Nueva Rusia ha sido enterrado. Ucrania recuperará la soberanía sobre Donbas y Crimea", aseguró.

Poroshenko se refirió así a la península de Crimea, anexionada por Rusia en marzo de 2014, así como a las regiones de Donetsk y Lugansk, en el este del país y conocidas como Donbas, donde mantiene un conflicto con los separatistas apoyados por Moscú desde abril de ese mismo año.

En abril de 2014 Ucrania lanzó una operación militar en provincias orientales de Donetsk y Lugansk, donde se proclamaron repúblicas populares en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en Kiev en febrero del mismo año.

Kiev considera las repúblicas autoproclamadas como territorios ocupados y a las milicias de Donbas como fuerzas terroristas.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto, pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia, que ha dejado más de 10 mil 100 muertos, según cifras de las Naciones Unidas.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS