Aprobaré sin vacilar la pena de muerte: Erdogan

Desafía a la Unión Europea y dice que Turquía resolverá las cosas sola; acusa al bloque de “jugar ” con su adhesión
El presidente Recep Tayyip Erdogan advirtió que actuará contra los que participaron en el golpe de Estado (UMIT BEKTAS. REUTERS)
17/07/2017
02:15
Agencias
Ankara
-A +A

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, desafió ayer a la Unión Europea (UE) al advertir que restaurará la pena de muerte si el Parlamento lo aprueba, incluso si ello supone el fin de las negociaciones de adhesión de su país al bloque europeo.

Erdogan aseguró que aprobaría “sin vacilar” la pena de muerte en cuanto el Parlamento tramite una norma al respecto, lo que supondría el fin del proceso de adhesión turco a la UE, de acuerdo con el diario local Hürriyet.

“Si llega al Parlamento, creo que será aprobada por él, y luego me llega a mí la aprobaré sin dudar”, afirmó el mandatario durante su discurso en la ceremonia de apertura de un monumento dedicado a las cerca de 250 víctimas mortales del fallido golpe de Estado del año pasado. El presidente aprovechó para acusar a la UE de “jugar” con el intento de varias décadas de Turquía de unirse al bloque.

“La postura de la Unión Europea es clara (...) han pasado 54 años y aún están jugando con nosotros”, comentó y añadió: “Vamos a resolver las cosas solos. No hay otra opción”.

En respuesta, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo que la Unión Europea sigue comprometida con el diálogo con Turquía y le hizo un llamado a fortalecer la democracia y el imperio de la ley.

Durante la maratónica sesión de apariciones públicas de Erdogan en Ankara y Estambul, para recordar el primer aniversario del fallido golpe de Estado, el mandatario volvió a acusar al clérigo opositor, Fethullah Gülen, autoexiliado en Estados Unidos, de la intentona golpista del 15 de julio de 2016, y advirtió que “tanto los miserables golpistas como aquellos que los pusieron en nuestra contra ya no tendrán paz”. Desde la asonada militar del año pasado, unas 150 mil personas han sido despedidas o suspendidas de sus trabajos y más de 50 mil detenidas bajo sospecha de vínculos con Gülen.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS