“Urge a UE enfoque común ante yihadistas”

Experta teme que adolescentes que EI radicaliza se vuelvan “máquinas de matar”
La policía detuvo el pasado miércoles a seis miembros de una presunta célula del Estado Islámico en España. (ATIENZA. EFE)
01/07/2017
02:42
Inder Bugarin / Corresponsal
Bruselas.
-A +A

A cinco años de identificarse el alarmante fenómeno, Europa sigue sin encontrar la receta para contener la amenaza que representa el retorno de los europeos que han viajado a Irak y Siria para unirse a la yihad.

Ese fue el mensaje lanzado a los miembros de la Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo, por Michele Coninsx, presidenta del organismo encargado de coordinar la cooperación judicial en la Unión Europea, Eurojust, durante la exposición de algunos elementos de un documento clasificado sobre yihadistas nacidos en el Viejo Continente entrenados en el extranjero.

La ex fiscal belga afirma que el problema está tomando dimensiones aún más preocupantes, ya que el reclutamiento no se limitó solamente a hombres adultos.

Aseguró que hay en activo en las filas del Estado Islámico menores y mujeres europeas, y existe el riesgo de que esos adolescentes terminen convirtiéndose en “máquinas de matar”.

La preocupación de Coninsx radica en que hay indicios de que han comenzado a retornar a Europa los adolescentes y las mujeres que han prestado servicio en zonas de guerra, “y necesitan de atención especial”.

Respecto a los hombres, informó que el Estado Islámico los está reubicando en otros frentes de batalla fuera de Irak y Siria.

A finales de 2015 se estimó que más de 30 mil personas habían viajado a zonas de conflicto para pelear al lado del Estado Islámico, de ellas, 5 mil habrían sido ciudadanos europeos.

Durante su intervención ante los eurodiputados, Coninsx dijo que los terroristas están entre la ciudadanía, como evidenciaron los tres incidentes extremistas registrados la semana pasada en Londres, Bruselas y París, perpetrados por individuos no identificados previamente por las autoridades.

Sostuvo que la falta de un enfoque colectivo entre los países miembros de la Unión Europea dificulta los esfuerzos para erradicar la amenaza.

Por ejemplo, indicó que no todos los países aceptan pruebas de inteligencia militar como evidencias judiciales, y algunas naciones ofrecen clemencia para los que vuelven arrepentidos, mientras que otros sólo tienen como opción la represión y el encierro.

La ex fiscal belga señaló que tampoco hay armonía en la interpretación jurídica sobre el papel de una mujer que viaja a una zona de conflicto en busca del marido o para ofrecer sus servicios de cocinera o enfermera de la yihad.

Coninsx insistió en la necesidad de ampliar la batalla al terreno del lavado de dinero, debido a que cada vez es más fuerte la conexión extremista con la delincuencia organizada asociada con el contrabando de armas, personas, minerales preciosos y petróleo.

“La cooperación internacional es más importante que nunca si queremos ser eficientes y efectivos en esta lucha”, subrayó.

Sin embargo, el balance no es del todo negativo. En cinco años de lucha contra el terrorismo ha habido avances significativos en el rubro judicial, en la tipificación del delito y en la acción penal.

De acuerdo con el documento, hay un aumento gradual en los casos concluidos, pasando de 180 en 2014, a 270 en 2016; al igual que en el número de individuos procesados, 444 en 2014, 513 en 2015 y 580 en 2016. El grado de efectividad en los procesos judiciales ha pasado de 2014 a 2016 de 11% a 89%.  Agencias

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS