Ven a Trump "blando" con migración ilegal

A pesar de que el gobierno de Trump se ha caracterizado por su fuerte política antiinmigrante, aún hay facciones en EU que lo critican por no tener una postura suficientemente dura contra la migración ilegal
(Foto: AP)
09/06/2017
20:12
Redacción
-A +A

A pesar de que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha caracterizado por su fuerte política antiinmigrante, aún hay facciones en el país norteamericano que han criticado que su administración no ha sido lo suficientemente dura contra la migración ilegal.

En un documento firmado por el director ejecutivo del Centro sobre Estudios de Migración (CIS), Mark Krikorian, se señala que Trump ha fallado en frenar políticas migratorias y de asilo de su antecesor Barack Obama, y asegura que, según datos oficiales, el magnate ha concedido amnistía a un promedio de 192 indocumentados al día desde que llegó a la Casa Blanca.

Krikorian señala que según datos de la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) durante los tres primeros meses del 2017, se aprobaron 107 mil 524 renovaciones del programa de protección para los llegados en la infancia (DACA), (que protege a los llamados dreamers de la deportación) y 17 mil 275 nuevas solicitudes.
 

Artículo

Disminuye llegada de migrantes a EU, asegura funcionario de OIM

"Es muy probable que las nuevas políticas de EU hayan hecho que decrezca la intención de migrar" hacia ese país, dijo Marcelo Pisani, responsable de la Organización Intencional para las Migraciones de Norte, Centroamérica y el Caribe
Disminuye llegada de migrantes a EU, asegura funcionario de OIMDisminuye llegada de migrantes a EU, asegura funcionario de OIM

Asegura que “de los 90 días en el período de enero a marzo, 70 de ellos han estado en el reloj de Trump, o cerca del 78%. Asumiendo una tasa constante de procesamiento, eso significaría que Donald Trump ha dado acceso a permisos de trabajo, números de Seguro Social, licencias de conducir, créditos por Ingreso de trabajo (EITC) y más a 13 mil 436 extranjeros ilegales que aún no habían recibido amnistía de la administración Obama”.

Estos datos, señala el director del CIS, significan un promedio de “192 nuevos ilegales” que han obtenido amnistía desde que Trump llegó a la Casa Blanca.

El funcionario señala que esto también significaría que el magnate ha renovado “la concesión ilegal de amnistía de Obama para 83 mil 630 indocumentados”, lo que asegura comprender, pues el terminar los permisos de trabajo de tantas personas de un golpe sería “una maravilla admirable”.

Krikorian dice incluso estar de acuerdo en “tratar de negociar una verdadera amnistía legal para las personas beneficiadas por el programa DACA a cambio de importantes cambios en la política de inmigración que sólo el Congreso puede aprobar”.

Sin embargo, el director del Centro sobre Estudios de Migración, señala que la emisión de nuevos permisos de trabajo a los indocumentados que no los tenían previamente “ya no tiene sentido en absoluto. Mi especulación es que la Casa Blanca no tiene idea de qué hacer con DACA y por lo tanto, simplemente dejará que el programa continúe en el piloto automático, otorgando amnistía a 192 nuevos indocumentados al día”.
 

El Centro de Estudios de Inmigración (CIS) es una organización de investigación sin fines de lucro que, según su propia página, "favorece números de inmigración mucho más bajos y produce investigación para promover esas opiniones". Sin embargo, muchos de sus informes han sido refutados por académicos de temas migratorios y por medios como CNN, The New York Times, The Washington Post y otros, que han criticado su fuerte postura antiinmigrante.

 

¿QUÉ PASA CON LOS MIGRANTES QUE PIDEN ASILO?

Durante años, los inmigrantes con una orden de deportación pendiente podían quedarse temporalmente en EU si se presentaban para controles regulares ante agentes federales y no se metían en problemas. Tras una breve reunión, normalmente les decían que regresasen meses después para repetir el proceso.

Ahora, en casos registrados desde Michigan a California, a muchos de ellos se les dice que su tiempo en el país terminó.

Los migrantes con órdenes de deportación pendientes a quienes el anterior gobierno anterior les permitía quedarse en EU, se han convertido en objetivo de las nuevas políticas migratorias del presidente Donald Trump y algunos son arrestados durante los controles con los agentes. Estas prácticas desanimaron a personas con familia y produjeron escalofríos entre las comunidades de migrantes.

En otros casos, los afectados recibieron brazaletes de geolocalización para el tobillo. Otros quedaron libres como ocurría durante los gobiernos de Barack Obama por lo que según los abogados especializados en inmigración son una serie de decisiones aleatorias basadas más en el espacio disponible para las detenciones que en la seguridad pública.

Artículo

Dieciséis estados respaldan en el Supremo veto migratorio de Trump

Ken Paxton, republicano y fiscal general de Texas, que lidera la coalición de estados, aseguró que la medida de Trump "es una respuesta adaptada a una amenaza muy real para nuestra seguridad nacional"
Dieciséis estados respaldan en el Supremo veto migratorio de TrumpDieciséis estados respaldan en el Supremo veto migratorio de Trump

El gobierno de Trump está por clausurar la alternativa menos restrictiva a la detención de la que disponían los solicitantes de asilo que entraron en forma irregular al país, según pudo saber The Associated Press. Los defensores de los inmigrantes consideran la medida un insulto a los migrantes que huyen de la violencia y la pobreza -la mayoría de los participantes son madres centroamericanas y sus hijos- por parte de una Casa Blanca que prefiere deportar y dividir familias a asimilar a los refugiados.

"Es un intento claro de castigar a las madres que tratan de salvar la vida de sus niños mediante la protección de Estados Unidos", dijo Michelle Brane, de la organización no gubernamental Comisión de Mujeres Refugiadas. "Me parece una locura que cierren un programa que tuvo un éxito increíble".

La abrumadora mayoría de los solicitantes de asilo no encerrados por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) en centros de detención de familias -unos 70 mil- han sido incluidos en un programa de "supervisión intensiva" a la espera de las audiencias judiciales que decidirán sobre su permanencia o no en el país.

*Con información de agencias

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS