Cuenta de campaña de Temer, usada para soborno

Fiscalía dice que allí se depositó dinero de constructora OAS para ex ministro
El mandatario brasileño, Michel Temer (der.), conversa con el presidente del Congreso Nacional, Eunicio Oliveira, durante una ceremonia ayer en Brasilia (ERALDO PERES. AP)
08/06/2017
03:31
Sao Paulo.
-A +A

La fiscalía de Brasil afirmó que la constructora OAS pagó en 2014 un soborno al ex ministro de Turismo Henrique Eduardo Alves, detenido por corrupción, a través de la cuenta de campaña del mandatario Michel Temer, entonces candidato a la vicepresidencia, según un documento filtrado ayer por medios locales.

Según el Ministerio Público, el equivalente en reales a unos 150 mil dólares fueron depositados en la cuenta de campaña de Temer y transferidos al directorio del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera Temer, en Río Grande do Norte para la campaña de Alves al gobierno de ese estado.

Alves, quien fue ministro de Turismo de Dilma Rousseff y mantenido en ese cargo por Temer, fue detenido el martes bajo sospechas de participar de irregularidades durante la construcción de uno de los estadios para el Mundial de Futbol de 2014.

“Uno de los pagos de valores ilícitos de OAS para la campaña de Henrique Eduardo Alves a gobernador de Río Grande do Norte en 2014 (...) fue ingresado inicialmente [a la cuenta de la campaña] del entonces candidato a la vicepresidencia, Michel Temer, que transfirió los valores al directorio estatal del PMDB [en ese estado] y dirigidos después a Henrique Eduardo Lyra Alves”, sostiene la fiscalía. La postura de la fiscalía se recoge en el pedido de prisión contra el ex ministro, el cual fue filtrado por medios locales.

La adminstración de Temer se ve amenazada por una serie de escándalos de corrupción. El mandatario admitió ayer, en el marco de las investigaciones en su contra, haber usado un avión privado del empresario que lo denunció, Joesley Batista, tras haberlo negado antes.

En un comunicado publicado por el Palacio de Planalto, la presidencia justificó sin embargo a Temer diciendo que no sabía “a quién le pertenecía la aeronave” que usó en 2011, entonces todavía como vicepresidente.

De todos modos, el mandatario se mostró confiado en que se mantendrá en el cargo. “Conduciremos el gobierno hasta el 31 de diciembre de 2018”, dijo en un acto con empresarios.

El jefe de Estado enfrenta un juicio sobre presunta financiación electoral ilegal que también puede sacarlo del poder. El proceso, que evalúa si la fórmula Rousseff-Temer recibió donaciones fuera de la ley en la campaña para las elecciones de 2014 debía acabar hoy pero al parecer podría prorrogarse hasta el sábado. Agencias

 

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS