Texas aprueba ley que prohíbe textear al conducir

La ley entrará en vigor el 1 de septiembre; la multa será de 99 dólares para los infractores primerizos y de 200 para los reincidentes
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
06/06/2017
19:55
Austin, Texas.
-A +A

Texas se convertirá en uno de los últimos estados que adopta alguna ley que prohíbe mandar mensajes mientras se está manejando.
El gobernador Greg Abbott promulgó la ley el martes, y con ello corona una década de esfuerzos abocados a reducir las distracciones, algunas mortales, de los conductores cuando van manejando.
La ley entrará en vigor el 1 de septiembre, y la multa será de 99 dólares para los infractores primerizos y de 200 para los reincidentes.
De acuerdo con la Asociación de Gobernadores para la Seguridad en la Carretera, los únicos estados que no han implementado una ley que castigue mandar textos mientras se conduce son Arizona, Missouri y Montana.
Docenas de ciudades texanas prohíben textear mientras se conduce. La ley estatal sólo penaliza el mandar textos y prohíbe el uso teléfonos móviles para “leer, escribir o mandar un mensaje electrónico” mientras se maneja un vehículo. Cualquier otro uso del teléfono, como lectura de mapas o música, está permitido.
El gobernador Abbott dijo el martes que cuando los legisladores se reúnan en un periodo especial de sesiones en julio y agosto, quiere que aprueben una ley estatal que anule cualquier norma local que vaya más allá de prohibir mandar mensajes mientras se maneja. “No necesitamos una mezcolanza de regulaciones” en todo el estado, dijo.
Defensores de la seguridad han presionado por años la prohibición de mandar mensajes cuando se conduce un auto. Los legisladores aprobaron la medida en el 2011, pero el entonces gobernador Rick Perry la vetó.
La problemática volvió al reflector cuando en marzo un autobús de una iglesia se estrelló y causó la muerte de 13 personas. Investigadores federales dijeron que el conductor de una camioneta le pegó al camión porque revisaba su teléfono mientras conducía y además había tomado medicamentos.
Algunos legisladores están preocupados de que la prohibición sea difícil de implementar, además de que le dará a la policía nuevos poderes para detener a cualquier persona que probablemente esté haciendo algo legal con su teléfono pero que ellos puedan malinterpretar con que esté mandando un mensaje.
cev

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS