Defensa de Temer acusa presiones ante inicio de juicio

El mandatario enfrenta el martes el comienzo del proceso sobre su mandato
Cientos de personas participaron ayer en una manifestación contra el presidente brasileño, Michel Temer, en la ciudad de Sao Paulo (SEBASTIÃO MOREIRA. EFE)
05/06/2017
01:54
Agencias
Brasilia.
-A +A

El abogado del presidente Michel Temer, Gustavo Guedes, acusó ayer al fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, de intentar presionar al Tribunal Superior Electoral (TSE) para que anule su mandato en el juicio que debe empezar el martes.

“Tenemos indicios de que habrá movimientos e iniciativas de Janot en vísperas del juicio del TSE en un intento para presionar el tribunal a condenar al presidente”, declaró Guedes al diario Folha de S.Paulo.

El TSE juzgará a partir de las 19:00 locales (17:00 horas tiempo de México) del martes si la elección de 2014 —en la que fue elegida la fórmula Dilma Rousseff-Michel Temer— tuvo financiación ilegal proveniente del megafraude a Petrobras.

El juicio, que está previsto que dure tres días, pero que podría alargarse si alguno de los jueces pide “vista” para revisar el caso, podría anular el mandato de Temer, quien asumió el cargo hace un año tras la destitución de Rousseff.

El presidente conservador está en el epicentro de una tormenta política desde que el pasado 17 de mayo se hizo pública una grabación incluida en las declaraciones premiadas de ejecutivos del gigante cárnico JBS, en las que parece dar aval al pago de un soborno.

En medio de los crecientes pedidos de renuncia y de impeachment (proceso de destitución) en su contra, el Supremo Tribunal Federal (STF) investiga a Temer luego de que el fiscal general lo acusara de corrupción, organización criminal y obstrucción a la justicia.

Una de las pruebas que usó Janot para sustentar su acusación fue esa grabación realizada por el dueño de JBS, Joesley Batista.

“Nos preocupa mucho que el procurador general de la República se valga de toda la estructura para intentar presionar un tribunal superior”, enfatizó Guedes, quien dijo que llegaron informaciones al Palacio de Planalto de que Janot tiene más grabaciones comprometedoras en su poder y que podría hacerlas públicas antes del juicio.

Guedes también manifestó sus sospechas sobre la demora en la llegada del interrogatorio por escrito que Janot autorizó que hiciera la Policía Federal a Temer, y que el presidente tendría sólo 24 horas para contestar.

El fiscal general podría dar un paso más en el caso y denunciar formalmente al presidente, lo que lo convertiría en imputado. Para que eso ocurra, sin embargo, dos tercios del Congreso deberían aceptar esa denuncia, obligándolo a apartarse del cargo.

¿Qué pasa si declaran culpable a Temer? Una sentencia condenatoria del tribunal electoral anularía la victoria de la fórmula Rousseff-Temer e implicaría la destitución del mandatario, aunque éste tendría derecho a varias apelaciones y seguiría en el poder hasta que no haya un dictamen definitivo, que podría llegar después de varios meses.

No obstante, en el propio gobierno se admite que una salida del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) de la coalición que actualmente está en el poder haría casi inviable la gestión de Temer y hasta podría obligarlo a la renuncia, que toda la oposición y hasta sectores de su propia base le exigen.

En el juicio que comenzará el martes, Rousseff y Temer tienen sus propias defensas y diferentes tesis sobre el proceso. La ex mandataria niega toda irregularidad y pide que se anule el juicio, un punto compartido por Temer, quien además exige que las cuentas de campaña de uno y otro sean juzgadas por separado, pues sostiene que en la suya no hubo nada ilegal.

Según analistas, ninguna de esas tesis será aceptada por los siete miembros del TSE, pero también se cree que alguno de los magistrados puede pedir más tiempo para analizar el informe del instructor, lo que beneficia a Temer.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS