Costa Rica expulsa a tres mexicanos por presuntos nexos criminales

El gobierno de Costa Rica anunció que el pasado jueves impidió el ingreso de tres mexicanos que presuntamente están ligados a un cártel del sur de México
Los tres mexicanos aterrizaron en Costa Rica a bordo de la aeronave N65JR. La Dirección de Aviación Civil de Costa Rica reportó que la N identifica a matrículas que corresponden a Estados Unidos. Foto: Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica
04/06/2017
15:25
José Meléndez, corresponsal
San José
-A +A

El gobierno de Costa Rica anunció que el pasado jueves impidió el ingreso de tres mexicanos que presuntamente están ligados a un cártel del sur de México, tienen nexos con una estafa millonaria en su país y pretendieron entrar a territorio costarricense a bordo de un avión privado.

Los tres mexicanos aterrizaron con la aeronave, de matrícula de Estados Unidos, el jueves en el aeropuerto internacional Juan Santamaría, el principal de esta nación y a unos 20 kilómetros al noroeste de esta capital, precisó un reporte oficial.

El Ministerio de Seguridad Publica de Costa Rica informó a EL UNIVERSAL que se trata de un mexicano identificado como Alejandro Mario Álvarez Puga, nacido en octubre de 1976, “acompañado de dos más que venía en un ‘jet’ privado matrícula N65JR”.

“Estos mexicanos mantienen alerta” de la Policía Internacional (INTERPOL) “por estafa bancaria por lo que se rechaza el ingreso y expulsan del país. Venían al país por un día y se iban a hospedar en el sector de Escazú”, al oeste de esta ciudad, y 2 mil dólares en efectivo, precisó.

El Ministerio solo proporcionó la identidad de uno de los mexicanos. Los tres fueron expulsados y supuestamente viajaron a México, dijeron fuentes oficiales, al negar que las autoridades costarricenses hubieran hallado residuos de droga dentro de la nave.

Gustavo Mata, ministro costarricense de Seguridad Pública, explicó que en comunicación con la Dirección de Inteligencia y Seguridad de Costa Rica y con la INTERPOL “y diferentes cuerpos policiales, se nos hace saber de que estos sujetos han sido vinculados con una estafa millonaria en su país y que tienen ligámenes sospechosos con actividades no lícitas”.

“En este país no los queremos”, recalcó.

Según los datos oficiales, INTERPOL advirtió a Costa Rica acerca de que los tres mexicanos se dirigían hacia este país. No se precisó cuál es el piloto.

Álvarez Puga, quien dijo ser abogado, registra seis entradas de corta duración a suelo costarricense en avión privado entre mayo de 2008 y marzo de 2011, informó la Dirección General de Migración y Extranjería de Costa Rica.

La operación sobre estos tres mexicanos se logró porque “contamos con la herramienta de la alerta que estaba a nivel de sistemas” policiales, afirmó el subdirector de la Policía de Migración, Esteban Obando.

Desde mediados de mayo anterior, Costa Rica reforzó sus fronteras para impedir el ingreso de extranjeros considerados como indeseables.

Por tener una posición geográfica entre los principales centros de producción de cocaína en Colombia y otros países de América del Sur y los puntos de Centroamérica y México para traficar drogas a Estados Unidos, Costa Rica es una base de tránsito del contrabando de estupefacientes por tierra, aire y mar y sirve como plataforma de almacenamiento temporal de sustancias ilícitas.

En un recuento que entregó a inicios de este año a este periódico, el Ministerio de Justicia de Costa Rica reportó que hay un promedio de 33 mexicanos que permanecen presos en cárceles costarricenses. Los cárteles mexicanos más activas en esta nación son los de Sinaloa, del Golfo y de la Familia Michoacana, aunque hay presencia de otras narcomafias.

En diferentes operativos aeroportuarios en febrero, marzo y abril de 2017, más de 529 mil dólares fueron decomisados a tres mexicanos que cayeron presos cuando intentaron ingresar a Costa Rica sin declarar esos dineros, mientras que uno fue arrestado en El Salvador por la misma razón cuando hacía una escala en un vuelo procedente de Bolivia y Perú con destino a Guatemala. El dinero sería para financiar gastos operativos de tráfico de drogas.

El pasado 8 de mayo, un tribunal de Costa Rica impuso 20, 9 y 8 años de prisión a tres mexicanos que, aliados a tres costarricenses y un colombiano, entre septiembre de 2014 y junio de 2015 operaron una red de narcotráfico que “elaboró, dosificó, almacenó y transportó grandes cantidades de cocaína, crack y marihuana” y tuvo “relación cercana” con el narcotraficante mexicano Luis Enrique Verdugo Barraza, alias “El Güero” y jefe de una célula del cártel de Sinaloa.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS