Nueva acusación contra Temer, por desvío de recursos

Presidente de Brasil es señalado por recaudador de fondos en la Corte
El presidente ruso Vladimir Putin y su par brasileño Michel Temer, ayer en el Kremlin. Temer deseó una final Brasil-Rusia en el Mundial de futbol 2018. (ALEXEY NIKOLSKY. EFE)
22/06/2017
02:00
Redacción
Sao Paulo
-A +A

El presidente brasileño Michel Temer fue acusado de organizar el desvío de unos 6 millones de dólares en fondos públicos para campañas electorales.

Las nuevas acusaciones de corrupción contra Temer provienen del testimonio del recaudador de fondos Lucio Bolonha Funaro ante la corte suprema de Brasil que fue dado a conocer ayer. Funaro es un corredor de bolsa conocido entre los políticos como un importante recaudador de fondos para el partido de Temer, el Movimiento Democrático Brasileño.

Según él, la campaña de reelección de Temer para vicepresidente en 2014 estuvo entre las receptoras de los fondos del banco estatal, Caixa Economica Federal.

Temer, quien asumió la presidencia en mayo de 2016 luego de que su predecesora, Dilma Rousseff, fue impugnada, niega las acusaciones de corrupción en su contra y afirma que no renunciará.

Por otra parte, la Abogacía General de la Unión (AGU), órgano que depende de la presidencia brasileña, solicitó al Tribunal de Cuentas el bloqueo de los bienes del grupo JBS, uno de los mayores exportadores mundiales de carne, y de sus responsables, quienes pusieron contra las cuerdas a Temer al denunciar que recibió sobornos.

La iniciativa, según la AGU, busca garantizar un futuro resarcimiento de perjuicios causados por JBS al Banco de Desarrollo Económico y Social (BNDES), estimados en unos 260 millones de dólares.

El mandatario se encuentra en Moscú, donde se reunió con su par ruso, Vladimir Putin. Los líderes acordaron ampliar relaciones estratégicas bilaterales y promover importantes proyectos de inversión.

Ambos se comprometieron, en una declaración conjunta, a reforzar el diálogo político en foros como el G20 o el grupo BRICS y a profundizar la cooperación económica y las inversiones. “Le he explicado [al presidente Putin] los esfuerzos que hacemos en Brasil para modernizar la economía y el compromiso de nuestro gobierno con la agenda de reformas”, añadió el mandatario brasileño, antes de recalcar que ambos países tienen el común “haber puesto bajo control la inflación”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS