Se encuentra usted aquí

Exhuman cuerpos de soldados en Argentina

Inicia proceso para identificar a 123 caídos desconocidos en la guerra de las Malvinas
22/06/2017
01:59
Buenos Aires
-A +A

Un grupo de forenses exhumó el primero de los cuerpos de soldados argentinos enterrados en un cementerio de las islas Malvinas, que serán identificados en el marco de un proyecto liderado por la Cruz Roja.

“Ayer hicieron la exhumación de los restos humanos de un soldado”, dijo a The Associated Press Sandra Lefcovich, vocera del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que busca dar un nombre a los soldados que yacen en 123 tumbas en el cementerio de Darwin de las islas Malvinas. Los soldados fallecieron en la guerra que Argentina y Gran Bretaña libraron en 1982 por ese archipiélago al que los británicos llaman Falklands.

Las exhumaciones están contempladas en un acuerdo de diciembre por el que ambos países dejaron a un lado sus diferencias sobre la soberanía de las islas situadas en el Atlántico sur para abocarse a la tarea humanitaria. Del primer cuerpo desenterrado “se extrajeron pequeñísimas muestras” para su análisis y “se sepultó nuevamente”, dijo la vocera. La idea es que cada día se realicen “de una a tres en promedio”.

En el cementerio hay 237 tumbas, de las cuales 123 tienen placas que rezan: “Soldado argentino sólo conocido por Dios”. Si el proceso tiene éxito, los familiares de los soldados caídos podrán poner un nombre en las tumbas de sus seres queridos.

Morris Tidball-Binz, jefe del equipo de forenses del CICR, señaló en Malvinas que “toda persona tiene el derecho a ser identificada tras su muerte. Y eso aplica también a quienes murieron en el campo de batalla. Para las familias afectadas por la pérdida de un ser querido, el tiempo en general no pasa”, dijo.

El lunes tuvo lugar una ceremonia religiosa en el cementerio encabezada por un sacerdote católico en la que participó el equipo de forenses.

Los cuerpos desenterrados son inmediatamente trasladados a un laboratorio de campo instalado cerca del cementerio, donde los científicos analizan todos los restos humanos, incluidos huesos, dientes y vestimenta.

Las muestras de ADN se llevarán a un laboratorio en Argentina para compararlas con las de los familiares de los soldados, y algunas serán analizadas también en dos laboratorios de Gran Bretaña y España para someterlas a un control de calidad. Se prevé tener los resultados para finales de año.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS