Atacante de Londres, un enfermo mental, dice familia

Niños protestaron ayer contra la islamofobia durante una vigilia cerca del Parque Finsbury, donde un hombre atropelló el domingo a musulmanes (MARKO DJURICA. REUTERS)
21/06/2017
01:50
Agencias
Londres.
-A +A

La familia del hombre que la noche del domingo arrolló a musulmanes que salían de una mezquita tiene problemas mentales, afirmó ayer la familia, al tiempo que la policía británica elevaba la vigilancia en sitios donde se reúnen personas de esa religión, ante el temor de más ataques inspirados por la extrema derecha.

Siete de las 10 personas que resultaron lesionadas continúan hospitalizadas, tres de ellas en cuidados intensivos, mientras prosigue la investigación para determinar si el hombre que murió durante el ataque falleció por la embestida de la furgoneta o por un problema de salud previo.

Darren Osborne, un mecánico en paro de 47 años de Cardiff (Gales), quien no estaba fichado, está detenido como sospechoso por la comisión, preparación e instigación de terrorismo, intento de asesinato y asesinato, tras haber arrollado con un vehículo que rentó a los musulmanes, quienes terminaban de celebrar los rezos del mes sagrado del Ramadán cerca del Parque Finsbury.

Medios locales han revelado que Osborne había protagonizado incidentes xenófobos con sus vecinos, aunque su familia ha asegurado que sufre problemas mentales y que nunca ha expresado opiniones racistas.

La madre del detenido aseguró al canal ITV que su hijo “no es un terrorista” y que ha estado bajo tratamiento siquiátrico. Es “una persona compleja”, añadió. Ellis Osborne, sobrino del agresor, fue más contundente: “Sencillamente está loco”.

En tanto, un portavoz de Scotland Yard confirmó que aumentó el número de patrullas que velan por la seguridad de la comunidad musulmana cerca de sus centros de reunión.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, dijo sentirse conmovido por la forma en que personas de distintos orígenes y comunidades religiosas se han reunido “para estar unidos contra aquellos que nos quieren dividir”.

El líder de la oposición en el Reino Unido, el laborista Jeremy Corbyn, exhortó ayer a los británicos a combatir el racismo y “mantenerse unidos”, durante un discurso cerca del lugar del atentado. “En estos tiempos de tristeza, en los que muchas personas tienen miedo, debemos mostrar fortaleza”, destacó el laborista, quien señaló que algunos musulmanes sufren “ataques y comentarios racistas en la calle”.

El ayuntamiento de la capital británica y la organización “Tell Mama”, dedicada a cuantificar los ataques de odio contra musulmanes, han alertado de un aumento de los incidentes islamófobos tras la serie de atentados que se han registrado en el Reino Unido. Después del ataque en el puente de Londres, ocurrieron en la ciudad 20 ofensas de “odio” contra musulmanes, comparado con las 3.5 que se producen cada día de media, de acuerdo con la organización.

“Tell Mama” indicó que también en la semana tras el atentado suicida en Manchester se produjeron en Londres 139 incidentes contra musulmanes, comparado con 25 en la semana anterior.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS