La UE mantiene sanciones contra Rusia por Crimea

20/06/2017
01:30
Inder Bugarin / Corresponsal
Bruselas.
-A +A

La Unión Europea decide enviar a la congeladora por un año más las relaciones con el presidente ruso Vladimir Putin, luego de mantener las sanciones en respuesta a la anexión unilateral de la península de Crimea en 2014.

La medida fue adoptada este lunes, durante el inicio de los trabajos de los Ministros de Exteriores de la Unión Europea reunidos en Luxemburgo.

Las sanciones permanecerán en activo por lo menos 12 meses más y están dirigidas a golpear los intereses de autoridades prorrusas en la República Autónoma de Crimea y la ciudad de Sebastopol, en donde las garantías individuales de las minorías han retrocedido drásticamente desde la anexión ilegal por parte del régimen ruso.

De acuerdo con el Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania, hasta abril de 2016, por lo menos 21 mil personas habían dejado su hogar en Crimea al encontrarse en condiciones de “extrema vulnerabilidad”.

Las medidas europeas consisten en el congelamiento de activos de 37 entidades y la prohibición de viajar a 152 personas.

La Unión Europea también prohíbe la importación de productos originarios de esa zona, así como la transferencia de determinados bienes y tecnologías, especialmente dirigidas a la generación de energía y la sustracción de minerales.

Los servicios turísticos europeos, particularmente los de crucero, seguirán imposibilitados de operar en la región, al tiempo que las empresas europeas tampoco podrán invertir, financiar o comprar inmuebles o entidades en Crimea.

El primer castigo de la UE a Rusia por la anexión ilegal de Crimea y su apoyo a los rebeldes en el este de Ucrania, se remonta al 3 de marzo 2014, cuando los Veintiocho suspendieron los preparativos de la reunión del G8 prevista para junio de ese año en Sochi, balneario situado en el Mar Negro.

Desde entonces, las represalias se han mantenido. En marzo pasado, la UE prorrogó por seis meses más las sanciones contra Moscú por los actos cometidos contra la integridad territorial en el este de Ucrania.

Rusia no se ha mantenido con los brazos cruzados ante la ofensiva europea. En su momento respondió a imponiendo sanciones a productos agrícolas, materias primas y alimentos europeos. Moscú ha usado el embargo para reforzar su política agraria y reducir su dependencia del exterior.

La decisión adoptada por el Consejo Europeo de Exteriores, va en sintonía con la posición adoptada el jueves pasado por el Senado estadounidense, en la que amplió sus sanciones contra Rusia, al tiempo que introdujo una inédita disposición que impide al presidente Donald Trump eliminar en el futuro cualquier medida contra Moscú.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS