Embajada no se muda a Jerusalén... por ahora

El presidente ruso, Vladimir Putin (centro), y el primer ministro de India, Narendra Modi, durante la entrevista de ayer con Megyn Kelly, de NBC. (AP)
02/06/2017
02:54
DPA
Washington/Tel Aviv.
-A +A

El presidente estadounidense Donald Trump decidió ayer no trasladar de inmediato la embajada estadounidense en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, lo que llevó al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu a señalar que su país está “decepcionado”.

Trump prometió durante su campaña electoral que pondría fin a una política estadounidense de larga data y movería la legación diplomática a Jerusalén, medida que según los palestinos pondría en peligro el proceso de paz. Netanyahu, quien anteriormente llamó a todos los países a trasladar sus embajadas a Jerusalén, recibió a Trump en su casa durante la visita que el mandatario de Estados Unidos realizó a Israel el mes pasado.

Sin embargo, Trump firmó ayer un decreto que evita el traslado durante al menos seis meses.

Una ley aprobada por el Congreso en noviembre de 1995 estipula que la representación diplomática de EU en el Estado hebreo debe estar en Jerusalén, lo que supone reconocer de hecho que esa ciudad es la capital de Israel. Pero desde hace dos décadas, una cláusula de esa ley permite al Ejecutivo estadounidense posponer su aplicación y todos los presidentes desde entonces han firmado cada semestre esa cláusula. El plazo que tenía Trump para tomar una decisión terminaba ayer.

La Casa Blanca aclaró que la alianza con Israel se mantiene y que Trump planea mover la legación diplomática en algún momento. “La cuestión no es si eso ocurrirá, sino cuándo”.

Pero Netanyahu se mostró decepcionado. “La embajada estadounidense, al igual que las embajadas de todos los países con los que tenemos relaciones diplomáticas, debe estar en Jerusalén, nuestra capital eterna”, sostuvo.

“Mantener embajadas fuera de la capital aleja más la paz, ayudando a mantener con vida la fantasía palestina de que el pueblo y el Estado judíos no tienen conexión con Jerusalén”, afirmó.

En contraste, Nabil Abu Rudeineh, portavoz del presidente palestino Mah-
mud Abbas, dijo que la decisión de Trump es “un importante paso positivo que va a mejorar las posibilidades de lograr la paz”. “Es prueba de la seriedad de los esfuerzos estadounidenses hacia la paz y para construir puentes de confianza”, precisó Rudeineh, citado por la agencia de noticias WAFA.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS