Presidente de EU da reporte de sus finanzas

Tiene activos por mil 400 mdd, así como deudas por al menos 310 mdd, dispersas en 16 préstamos e hipotecas
17/06/2017
01:52
Víctor Sancho / Corresponsal
Washington
-A +A

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, divulgó ayer, de forma sorpresiva y voluntaria, un reporte financiero del último año, un resumen de las ganancias y deudas de todos sus intereses empresariales.

En el documento de 98 páginas difundido por la Oficina de Ética Gubernamental de la Casa Blanca se detallan centenares de millones de dólares de ingresos, pero también de deudas.

De acuerdo con el texto, que recoge valores hasta el 15 de abril y no indica qué tipo de impositivo pagó Trump, éste tiene activos por al menos mil 400 millones de dólares y generó ganancias de al menos 600 millones. Sus deudas, dispersas en 16 préstamos e hipotecas de sus edificios, son de al menos 310 millones de dólares, pero la cifra real sería muy superior, ya que al menos cinco de esas “deudas” son superiores a los 50 millones de dólares, sin especificar la cuantía exacta. De entre sus propiedades, destacan los beneficios que generan sus 15 campos de golf repartidos por el mundo con su apellido: más de 287 millones de dólares.

Su resort en Florida de Mar-a-Lago, la autodenominada “Casa Blanca del Sur”, generó más de 37 millones de dólares, siete millones más que el año anterior. La propiedad que más rendimiento le aportó fue, sin duda, su club en Doral, en Miami: casi 116 millones de dólares.

Trump, quien ayer reconoció que es investigado tras el despido del director del FBI James Comey, recibió 7 millones por regalías de sus libros y 84 mil dólares de la pensión del sindicato de actores. El mandatario se deshizo de todas sus acciones de bolsa, aunque el texto no indica cuándo. Según reportes de prensa, el magnate vendió su portafolio para financiar su campaña electoral.

Desde el 11 de enero, Trump no tiene control ni gestiona ninguno de sus activos, traspasados a sus hijos varones y depositados en un “fondo ciego”. Esa fue la fórmula elegida para evitar las críticas por posibles conflictos de interés, algo que no ha evitado, en parte porque, pese a los reclamos de la opinión pública, el magnate no ha hecho públicas sus declaraciones de impuestos, algo inaudito desde Nixon.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS