Norcorea devuelve a joven con daño cerebral

Padres afirman que Otto Warmbier sufrió maltrato; rechazan versión de botulismo
Denuncia. Fred Warmbier, padre del joven preso en norcorea dijo que su hijo fue víctima de un “régimen brutal” (JOHN MINCHILLO. AP)
16/06/2017
01:52
Washington.
-A +A

El estudiante estadounidense Otto Warmbier, de 22 años, liberado el martes por Corea del Norte, padece daños en todas las partes de su cerebro, afirmaron médicos.

Warmbier sufre una amplia pérdida del tejido cerebral, algo que suele ocurrir como resultado de un paro cardiopulmonar, que interrumpe el suministro de sangre al cerebro por un periodo de tiempo, lo que provoca la muerte de ese tejido, indicó el doctor Daniel Kanter, director de atención neurocrítica del sistema de salud de la Universidad de Cincinnati.

Médicos norcoreanos presentaron copias de escaneos cerebrales de abril de 2016 que se ajustarían a la aseveración de que estuvo en coma por más de un año. Pyongyang dijo que lo liberó por “razones humanitarias”.

Warmbier puede abrir los ojos y parpadear, pero no hay indicios de que entienda el lenguaje o responda a consignas, señaló Kanter.

Los médicos declinaron especular qué pudo haber causado el estado en el que se encuentra el joven. Los tests no arrojaron evidencia de botulismo, que según los norcoreanos fue lo que Warmbier contrajo antes de que se le diera un somnífero y no despertara, señaló el médico Brandon Foreman. No hubo evidencias de fracturas mayores o daños de tejido blando en el cuello, lo que podría ser evidencia de maltrato.

“No contamos con información certera sobre qué le ocurrió a Otto”, dijo Foreman. Warmbier fue detenido el 2 de enero de 2016 cuando supuestamente intentaba robar un cartel propagandístico en un hotel.

La cúpula comunista lo acusó de delitos contra el Estado, por los que fue condenado a 15 años en un campo de trabajos forzados, tras un juicio de una hora en marzo del año pasado. El martes fue liberado por Pyongyang y trasladado a EU en estado de coma, tras intensos esfuerzos diplomáticos del secretario de Estado Rex Tillerson y el Ministerio de Exteriores sueco, que representa los intereses estadounidenses en Corea del Norte.

Los padres no creen que su hijo haya tenido botulismo. El padre asegura que su hijo ha sufrido bajo un “régimen brutal y terrorista”. “Ninguna otra familia debería soportar lo que hemos vivido los Warmbier”, añadió.

Fred Warmbier dijo sentir “alivio de que Otto esté en casa en brazos de aquellos que lo aman.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS