Cárcel en Costa Rica a 3 mexicanos ligados a “El Güero” Verdugo

El jefe del grupo, oriundo de Sinaloa, fue sentenciado a 20 años de prisión y dos de sus compatriotas a 9 y 8; formaron una red de contrabando con tres costarricenses y un colombiano
08/05/2017
21:37
José Meléndez, corresponsal
San José
-A +A

Un tribunal de Costa Rica impuso 20, 9 y 8 años de prisión a tres mexicanos que, aliados a tres costarricenses y un colombiano, entre septiembre de 2014 y junio de 2015 operaron una red de narcotráfico que “elaboró, dosificó, almacenó y transportó grandes cantidades de cocaína, crack y marihuana” y tuvo “relación cercana” con el narcotraficante mexicano Luis Enrique Verdugo Barraza, alias “El Güero” y jefe de una célula del cártel de Sinaloa.

La información fue suministrada por la Fiscalía General de Costa Rica a EL UNIVERSAL, tras aclarar esta noche que el nexo fue con Verdugo y no con Héctor Palma Salazar, alias “El Güero”, uno de los primeros líderes del cártel de Sinaloa, como se reportó inicialmente.

El Tribunal de Juicio de Heredia, una ciudad a unos 11 kilómetros al norte de esta capital, dictó este lunes la condena mayor, de 16 años de cárcel por infracción a la ley de estupefacientes y de cuatro por acopio de armas prohibidas, en contra del mexicano Antonio de León Martínez, alias “Chaparro”, oriundo de Sinaloa, México, y considerado como líder del grupo.

El costarricense Janis Céspedes González, alias “Flaco” y el otro jefe de la red, fue sentenciado a 13 años de cárcel por infracción a la ley de estupefacientes, precisó la Fiscalía.

“Los sujetos condenados ocupaban altos mandos de una organización que, por medio de alias “Flaco”, llegó incluso a tener una relación cercana con el capo mexicano” conocido como “El Güero”, puntualizó.

El pasado 5 de mayo se informó que Verdugo fue detenido en Culiacán, Sinaloa, tras una investigación y persecución de la División Antidrogas de la Policía Federal. Las autoridades mexicanas tienen reportes que “El Güero” es ahijado de Ismael “El Mayo” Zambada García, uno de los líderes del cártel de Sinaloa, y es señalado como presunto responsable del contrabando de drogas desde Colombia, Costa Rica y Perú hacia Estados Unidos.

La sentencia contra los dos cabecillas fue dictada este lunes, ya que los otros cinco involucrados aceptaron los hechos el pasado 24 de marzo y se acogieron a un proceso abreviado.

Los otros condenados son los mexicanos Andrés Gómez Contreras, a 9 años, y Rafael Cáceres Zazueta, a 8. Al colombiano Heyler Cardona Rodríguez y al costarricense Franklin Delgado Arara se le impusieron 8 a cada uno, mientras que la costarricense Grethel Delgado Araya recibió una pena de 5 años y 4 meses de cárcel, informó la Fiscalía, al detallar que el juicio empezó en marzo pasado y concluyó este lunes.

 

Poder

Los siete conformaron “uno de los grupos de tráfico internacional de drogas más poderoso que se haya desarticulado” en Costa Rica, advirtió el informe oficial.

“Es el primer caso que se conoce en nuestro país de una banda que traía a Costa Rica marihuana procedente de México, la cual se cotiza mejor que la producida en el Caribe”, aseguró, al puntualizar que las autoridades judiciales confiscaron cinco propiedades de lujo, ubicadas en zonas altas de Heredia.

“El poderío queda en evidencia por la cantidad de droga que manejaban”, porque solo en uno de los cincos allanamientos a las casas en las que residían de los imputados, en el área de Heredia, fueron decomisados 244,7 kilos de cocaína o casi un cuarto de tonelada.

Para evitar llamar la atención, el grupo utilizó vehículos de modelos “muy populares” que fueron modificados en su interior, con la apertura de “compartimientos ocultos para transportar la droga y las armas”, según el recuento de la Fiscalía.

Las autoridades costarricenses decomisaron 12 vehículos y más de 200 mil dólares en efectivo, así como cuatro subametralladoras, dos fusiles de asalto AK-47 y nueve armas cortas.

Por su cercanía con los centros de producción de cocaína en Colombia, Ecuador y Venezuela, y con los grandes mercados estadounidenses de consumo, Centroamérica es una de las plataformas más importantes de los cárteles mexicanos del contrabando de drogas desde América del Sur a México y Estados Unidos y del “blanqueo” de capitales.

Los gobiernos de Centroamérica han reconocido que los cárteles mexicanos del narcotráfico internacional tienen una fuerte presencia en Centroamérica, en particular los de Sinaloa y de

Los Zetas, aunque también hay ramificaciones del Golfo y de otras mafias de México.

El Ministerio de Justicia de Costa Rica informó a este periódico que desde 2011 hay un promedio anual de 33 mexicanos presos en cárceles costarricenses por supuesta narcoactividad. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS