Washington hace otro ensayo con misil intercontinental

Preparan nuevas sanciones contra Norcorea, en caso de que se requieran
Un misil balístico Minuteman, en el momento de ser lanzado, durante una prueba operativa ayer, en la base Vandenberg de California (AP)
04/05/2017
03:11
Washington.
-A +A

Estados Unidos aseguró ayer que está preparando nuevas sanciones contra Corea del Norte en caso de que empeoren las tensiones con ese país. El anuncio se produjo horas después de que la Fuerza Aérea estadounidense probara, en la madrugada, un segundo misil intercontinental con capacidades nucleares en una semana desde la base de Vandenberg, en California.

El lanzamiento del misil Minuteman III se produjo poco después de la medianoche hora local, según detalló el Comando de Ataque Global de la Fuerza Aérea. La cabeza del misil, equipada con equipo de telemetría y que en un caso real puede llevar una ojiva nuclear, fue puesta en órbita para reingresar en la atmósfera terrestre e impactar a casi 7 mil kilómetros de distancia en un punto predefinido en el atolón Kwajalein, en las Islas Marshall del Pacífico.

“Esfuerzos como estos son los que hacen que la disuasión nuclear sea efectiva”, indicó en un comunicado el coronel Craig Ramsey, comandante del escuadrón de pruebas de vuelo de la base aérea de Vandenberg. La prueba se da justo una semana después de otra similar realizada desde la misma base aérea.

Los lanzamientos de los Minuteman, un misil con 60 años de historia que ha sido actualizado en varias ocasiones, se dan en plenas provocaciones de Corea del Norte, que ha probado varios misiles en los últimos meses y se teme que esté preparando un sexto ensayo nuclear prohibido por la comunidad internacional.

En este contexto, el secretario de Estado de EU, Rex Tillerson, aseguró que el país está preparando “sanciones adicionales por si resulta que las acciones de Corea del Norte merecen sanciones adicionales... Estamos preparados para implicarnos en conversaciones cuando las circunstancias sean adecuadas, pero no vamos a negociar para llegar a la mesa negociadora. Eso es lo que Pyongyang ha hecho los últimos 20 años”.

La doctrina “EU primero”. Tillerson intentó definir la doctrina de “EU primero” que ha articulado Trump desde su campaña electoral. Explicó que la prioridad absoluta del gobierno es garantizar la “seguridad nacional” del país, por lo que no siempre condicionará sus relaciones a la exigencia de que otras naciones se apeguen a valores como el respeto a los derechos humanos que defiende EU.

“En algunas circunstancias, si condicionamos nuestros esfuerzos de seguridad nacional a que alguien adopte nuestros valores, probablemente no podremos conseguir nuestros objetivos o intereses de seguridad nacional”, dijo el funcionario.

“Eso no significa que apartemos esos valores a un lado... Pero es importante entender la diferencia entre política y valores”, agregó, luego de que Trump fuera criticado por su invitación al polémico presidente filipino, Rodrigo Duterte, a visitar la Casa Blanca.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS