Trump pide a la OTAN ir contra la migración

Tema, tan importante como el combate al EI, afirma; exige a países cumplir con sus “obligaciones financieras”
Algunos de los jefes de Estado y de gobierno de los países miembros de la OTAN observan el vuelo de un avión momentos antes de la toma de la fotografía oficial, durante la cumbre del organismo celebrada ayer en Bruselas, Bélgica. (DAN KITWOOD. XINHUA)
26/05/2017
01:50
Inder Bugarin / Corresponsal
Bruselas
-A +A

El presidente estadounidense Donald Trump utilizó su primera parada en Europa para incluir en la lista de prioridades de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) la lucha contra la inmigración.

El mandatario incluso colocó el tema migratorio al mismo nivel de importancia que el combate al Estado Islámico.

“La Alianza del futuro debe incluir un gran foco de atención en el terrorismo y la inmigración, así como en las amenazas de Rusia y en las fronteras este y sur de la OTAN”, afirmó Trump durante su breve discurso en el marco de su participación en la primera cumbre de la organización.

En conferencia de prensa, el secretario general de la OTAN, Jean Stoltenberg, señaló que la organización actualmente contribuye en campañas navales encaminadas a detener la migración clandestina en el Mediterráneo y el mar Egeo.

Sin embargo, precisó que el tema migratorio no es “tarea central” de la mayor organización militar del planeta.

Afirmó que otros actores “tienen un papel más importante que desempeñar” en la materia.

En los 10 minutos que duró su intervención con motivo de la inauguración de un monumento en memoria de las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en EU (11-S), Trump también reiteró su demanda a los Estados miembros para que cumplan “sus obligaciones financieras”.

Incluso fue aún más exigente, al subrayar que el monto de 2% del PIB en gasto en defensa debería ser como “mínimo”. En 2014, Alemania, España, Portugal y el resto de los miembros se comprometieron a gastar 2% de su PIB en defensa. De los 28 integrantes de la alianza, sólo Estados Unidos, Grecia, Estonia, Reino Unido y Polonia cumplen con la meta.

Stoltenberg se sumó al llamado de incrementar el gasto militar, aunque señaló que primero hay que cumplir el compromiso inicial antes de pensar en montos más elevados.

Afirmó que Europa debe reaccionar ante la modificación unilateral de las fronteras del continente por parte de Rusia, tras la anexión de la península ucraniana de Crimea, y ante la determinación de Moscú de usar la fuerza como método de “intimidación”, como lo hizo en su momento en Georgia y Moldavia.

Para el ex ministro noruego, la mejor forma de evitar conflictos y preservar la paz es invirtiendo en defensa y capacidades disuasivas.

Al término de la reunión ministerial, los jefes de Estado se comprometieron a presentar un plan “articulado” y “claro” sobre cómo alcanzarán este compromiso. Los planes deberán estar listos a finales de año.

En cuanto a la lucha contra el terrorismo, la OTAN certificó el compromiso de sumarse a la coalición internacional contra el Estado Islámico (EI). Stoltenberg precisó que la contribución será a través de intercambio de inteligencia y el despliegue de sus aviones de rastreo y control AWACS, mas no en operaciones de combate.

Antes de debutar en la OTAN, Trump visitó las instituciones de la Unión Europea, en donde salieron a relucir los puntos en donde discrepan Washington y Bruselas.

Tras despedir al magnate, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo que hay visiones opuestas sobre Rusia, país que enfrenta sanciones diplomáticas y económicas en respuesta de la crisis en Ucrania.

“No puedo decir que tengamos una opinión común sobre Rusia”, señaló.

Tampoco hay coincidencia en temas clave, como el combate al cambio climático y los temas comerciales. Reconoció que respecto a Ucrania están en la misma línea.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS