Fin de Obamacare pegará a 26 millones de personas

Informe de la Oficina de Presupuestos señala que propuesta de Trump haría caer el déficit
25/05/2017
01:56
EFE y Reuters
Washington.
-A +A

Unas 23 millones de personas podrían perder su seguro de salud para el año 2026 si se aprueba un proyecto de ley republicano que busca derogar la ley de salud conocida como Obamacare, informó ayer una agencia independiente del gobierno en su primer cálculo del posible impacto de la propuesta.

El reporte de la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO, por su sigla en inglés) también indicó que el déficit federal caería en 119 mil millones de dólares entre 2017 y 2026 con el proyecto, que fue aprobado este mes por la Cámara de Representantes.

Los datos de la CBO complica aún más a los senadores republicanos que trabajan en una versión de la ley.

Los republicanos de la Cámara de Representantes fueron muy criticados por aprobar el proyecto de ley antes de que la CBO terminara su evaluación.

El gobierno de Trump depende de los recortes de la ley de salud para cumplir con sus previsiones de presupuesto federal.

El proyecto se llama Ley de Cuidado de la Salud Estadounidense y lograría un objetivo de larga data de los republicanos: derogar y reemplazar gran parte de la Ley de Cuidado de la Salud Asequible del 2010 aprobada por el expresidente Barack Obama, conocida comunmente como Obamacare.

El Congreso busca aprobar el proyecto de ley bajo un proceso llamado reconciliación, que requiere sólo de una mayoría simple en el Senado, donde los republicanos tienen 52 de 100 escaños, en lugar de 60 votos. Según esa modalidad, todos los elementos de la ley deben tener un impacto presupuestario directo o de otra manera serán eliminados de la propuesta.

La CBO dijo que el déficit federal caería en 119 mil millones de dólares entre 2017 y 2026 con la ley republicana.

El proyecto de la Cámara baja eliminaría la mayor parte de los impuestos del Obamacare que ayudan a subvencionar la cobertura de salud privada para las personas, revocaría el plan gubernamental de salud Medicaid para los pobres y discapacitados y reemplazaría los créditos tributarios por ingresos para la compra de seguros médicos con créditos según la edad.

Piden no tocar ayuda social. Legisladores demócratas exigieron al presidente Donald Trump “no tocar” la asistencia social en su plan presupuestario, en un acto ante el Capitolio de Washington.

Bajo el lema “Hands Off” (Manos fuera), congresistas demócratas, encabezados por la líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, junto con unos 50 activistas de derechos civiles, denunciaron los “recortes destructivos a programas [sociales] vitales que se esperan en el presupuesto de Trump”.

Pelosi aseguró que el presupuesto mina la fuerza, las posibilidades y el futuro de los estadounidenses, y en particular de los niños, los jubilados, los veteranos y los más vulnerables, a cambio de rebajar los impuestos de los ricos.

“Es vergonzoso, inmoral, indecente y algunos dicen que está muerto nada más nacer [el presupuesto 2018] porque no va a ver la luz. No es como otros presupuesto que los republicanos del Congreso han presentado. Esto es una foto de quienes son y me gustaría que no fuera así (...), pero esto es una discusión de valores”, añadió la líder demócrata.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS