Se encuentra usted aquí

La caída del poderoso amigo del rey

17/05/2017
03:28
Jerónimo Andreu / Corresponsal
Madrid
-A +A

Juan Miguel Villar Mir, fundador y presidente hasta 2016 de la constructora OHL, ha sido durante décadas una de las figuras de referencia en el mundo de los negocios en España. Amigo de la Casa Real y ganador de los mejores contratos con las administraciones, su sombra se ha proyectado con insistente frecuencia sobre Madrid desde la Torre Espacio, uno de los rascacielos más altos de Europa y la sede de sus empresas.

Pero en los últimos años, los problemas se le han multiplicado tanto a él como a su conglomerado. Con su imputación ayer en la Operación Lezo, en relación con el ingreso de 1.4 millones de euros a una cuenta bancaria del presidente de la región de Madrid, el empresario, nacido en Madrid en 1931, suma el tercer caso judicial en el que está implicado directamente. Todos giran en torno a adquisiciones de contratos públicos o mordidas a políticos y partidos.

Abogado y funcionario brillante durante el franquismo, fue ministro de Hacienda en el primer gobierno del reinado de Juan Carlos I, tras la muerte del dictador en 1975. Trabó una buena amistad con el rey, con quien iba a cazar y compartía el amor por los yates.

Paralelamente, comenzó una exitosa carrera de empresario, comprando compañías en problemas a bajo precio. Por una peseta adquirió en 1987 la constructora Obrascon, y luego la fundió con Huarte y Lain para formar el gigante OHL. Mediante esta matriz se convirtió en uno de los grandes del mercado de la construcción y las inmobiliarias en España.

Considerado un prohombre, tiene todo tipo de distinciones morales y civiles. El máximo fue el título de marqués que le concedió el rey en 2011. Su amor por la influencia también se comprobó en sus intentos por presidir el Real Madrid, del que llegó a ser vicepresidente.

En los últimos cinco años, OHL entró en una espiral de pérdidas, lastrada por la presunta trama de corrupción en México, la rescisión de contratos en Oriente Próximo, las investigaciones ligadas a la financiación ilegal del Partido Popular (PP) y su caída en Bolsa.

Los escándalos hicieron desaparecer a Villar Mir del círculo del rey. En junio de 2016, el marqués se apartó de la presidencia de OHL (aunque permanece como primer accionista a través del Grupo Villar Mir) y nombró sustituto a su hijo Juan.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS