Brasil ‘pierde’ a 70 reos en prisión tras masacre

Revuelta. Los motines en las prisiones de Brasil, registrados en enero, dejaron cientos de presos muertos (EFE)
17/05/2017
03:33
Río de Janeiro
DPA y EFE
-A +A

Más de 70 presos se encuentran como desaparecidos en una cárcel del norte de Brasil donde hubo una masacre en enero pasado, informaron ayer medios del país sudamericano.

Las autoridades del penal de Alcaçuz, ubicado en la localidad de Natal, en el estado Rio Grande do Norte, desconocen el paradero de 71 reclusos, concluyó un informe citado por el diario Estado de Sao Paulo.

Alcaçuz fue escenario a mediados de enero de una violenta reyerta entre presos, aparentemente por ajustes de cuentas entre bandas criminales, que dejó un saldo oficial de 26 muertos.

Ahora se teme que el número de víctimas sea mayor debido a las decenas de desaparecidos.

“En la práctica, la administración estatal no supo informar si los detenidos se fugaron, fueron transferidos o murieron en el local”, informó el diario.

Los datos fueron recogidos por investigadores de un organismo de la Secretaría de Derechos Humanos brasileña, el Mecanismo Nacional de Prevención y Combate a la Tortura, durante una visita a Alcaçuz entre el 6 y 10 de marzo, de acuerdo con el periódico.

Brasil se vio sacudida a comienzos de año por una crisis carcelaria sin precedentes en su historia, en la que fueron asesinados más de 120 presos en varias cárceles del país.

Las masacres empezaron con una pelea que dejó 56 muertos en una cárcel de Manaos, en la Amazonia, el día de Año Nuevo. Las matanzas fueron atribuidas a peleas entre bandas criminales debido a disputas externas por el control del narcotráfico.

Con más de 659 mil presos, Brasil tiene la cuarta población carcelaria más grande del mundo, sólo por detrás de Estados Unidos, China y Rusia.

El gigante sudamericano tiene además graves problemas de hacinamiento en sus prisiones, muchas de las cuales son controladas por el crimen organizado.

Retoman juicio contra presidente en junio. El juicio que puede anular el mandato del presidente de Brasil, Michel Temer, si se comprueba que hubo irregularidades en la campaña electoral de 2014, será retomado el próximo 6 de junio, informó ayer el Tribunal Superior Electoral (TSE).

El juicio comenzó el pasado 4 de abril y fue interrumpido sólo dos horas después, luego de que la corte electoral diera más plazo a la defensa y citara a nuevos testigos.

El proceso debe determinar si hubo ilegalidades en la financiación de la campaña de Dilma Rousseff en 2014, en la que Temer compitió en la fórmula como vicepresidente.

Temer sustituye a Rousseff desde el 31 de agosto, cuando ella fue destituida en un juicio político por irregularidades en las cuentas públicas. DPA y EFE

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS