Se encuentra usted aquí

Putin responsabiliza a EU de ciberataque

Señala a servicios secretos de ser la fuente del virus; pega nueva versión del “randomware” a países de Asia
Pacientes esperaban ayer para poder registrarse en el hospital más grande de Indonesia para enfermos de cáncer, el cual sufrió los estragos del ciberataque internacional. (DARREN WHITESIDE. REUTERS)
16/05/2017
01:53
Agencias
Beijing
-A +A

El presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró ayer que Rusia no tiene nada que ver con el ciberataque global y acusó a los servicios secretos de Estados Unidos de ser “la fuente primaria del virus”, el cual —tras sufrir una mutación— llegó ayer hasta Asia, causando estragos principalmente en China y Japón. En tanto, un hacker estadounidense dijo que Moscú es “parcialmente responsable”. 

“Creo que la dirección de Microsoft ha señalado a los servicios secretos de EU como la fuente primaria del virus. Rusia no tiene nada que ver con esto”, aseguró Putin. Las instituciones públicas rusas “no han sufrido daños importantes, ni los bancos, ni el sistema sanitario ni otros, aunque en general, no hay nada de bueno en esto y es preocupante”, dijo.

 

Por su parte, Rod Soto, secretario de Hack Miami, comunidad de “hackers éticos” del sur de Florida, afirmó que no hay duda de que Rusia es “parcialmente responsable” del ciberataque.

Destacó que fue el grupo The Shadow Brokers, piratas informáticos “vinculados al Kremlin”, el que publicó un código que figuraba en archivos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EU que fueron robados. 

Una vez publicado, los cibercriminales pueden bajar el código y adaptarlo a sus propósitos, dijo Soto, quien afirmó: “Han abierto la caja de Pandora”.

 

El “ransomware” WannaCry, que exige un pago en la moneda digital bitcoin para recuperar el acceso a los ordenadores, ha golpeado desde el pasado viernes a Reino Unido, Francia, España, Alemania, Rusia y ayer se extendió por Asia, con el inicio de la semana laboral. 

China detectó ayer una nueva versión del virus WannaCry, que ha conseguido burlar allí las medidas implantadas tras el primer ataque, que ya había afectado a unas 30 mil empresas e instituciones educativas del país.

 

“El ritmo de crecimiento de instituciones infectadas se ralentizó de forma significativa comparado con los dos días previos”, aseguró la compañía china de seguridad en internet Qihoo 360. “Los temores anteriores a una infección de gran escala de instituciones locales no se sustanciaron”, destacó. 

En tanto, el Centro nipón de Coordinación del Equipo de Respuesta de Emergencia de Ordenadores indicó que alrededor de 2 mil ordenadores de 600 empresas se vieron afectados.

La compañía Hitachi confirmó que su servicio de correo electrónico resultó afectado. La empresa automovilística Nissan Motor aseguró que algunas de sus plantas fueron objeto del ataque, pero que su negocio no ha sufrido ningún impacto. 

Investigadores de seguridad de Symantec y Kaspersky Lab descubrieron ayer pistas técnicas que podrían relacionar a Corea del Norte con el ciberataque, ya que parte del código de una versión anterior del software WannaCry también apareció en programas usados por el Lazarus Group, identificado como la operación de piratería informática dirigida por Pyongyang.

 

“Ésta es la mejor pista que hemos visto sobre los orígenes de WannaCry”, dijo Kurt Baumgartner, investigador de Kaspersky Lab. Sin embargo, ambas compañías señalaron que es muy pronto para decir si el régimen de Norcorea estuvo involucrado en los ataques.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS