Reforzar seguridad, piden tras ciberataque

Rusia, entre los más afectados; Renault suspende su producción; Europol anuncia investigación internacional sobre el caso
Preocupación. El ataque del viernes fue para pedir dinero, en bitcoins, la moneda electrónica que es difícil de rastrear. (RITCHIE B. TONGO. EFE)
14/05/2017
01:50
Agencias
Londres/París/Madrid
-A +A

El ciberataque global “sin precedentes” que afectó a decenas de miles de computadoras cedió ayer, pero llevó a Europol a llamar a una investigación internacional para identificar a los culpables y a reforzar las medidas de seguridad.

Desde Rusia a España y desde México a Vietnam millares de computadoras fueron invadidas por un programa de rescate que aprovechó una falla del sistema operativo Windows y de herramientas de espionaje presuntamente desarrolladas por la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) que fueron hackeadas y filtradas recientemente.

La oficina europea de policías Europol indicó en un comunicado que “el reciente ataque tiene un nivel sin precedentes y requerirá una investigación internacional compleja para identificar a los culpables” y anunció que participará en la investigación a través del Centro Europeo del Cibercrimen (EC3). Agregó que está “trabajando en estrecha colaboración con las unidades de ciberdelitos de los países afectados y los principales socios de la industria para mitigar la amenaza y ayudar a las víctimas”.

La policía francesa estimó en “más de 75 mil” la cantidad de ordenadores atacados en todo el mundo. Ese balance “es provisional y podría aumentar en los próximos días”, dijo Valérie Maldonado, del organismo francés de lucha contra los crímenes cibernéticos. Según la empresa de seguridad informática Avast, 99 países resultaron afectados. La fiscalía de París abrió ya su propia investigación.

La firma rusa de seguridad cibernética Kaspersky afirmó que el ataque estaba ya bajo control. “El código malicioso en particular que se utilizó ya ha sido neutralizado”.

Entre las víctimas está el Sistema Nacional de Salud británico (NHS). La ministra del Interior, Amber Rudd, dijo a la BBC que el ciberataque afectó a unas 45 instalaciones, aunque aseguró que no se habían robado datos de pacientes. El ataque informático también paralizó la producción de las automotrices Renault y Nissan en Reino Unido.

Renault suspendió el funcionamiento de algunas fábricas en Francia, “como parte de las medidas de protección adoptadas para evitar que la propagación del software maligno”, señaló un portavoz de la empresa, que también se vio afectada en Eslovenia. En tanto, la producción de su socio Nissan en la planta británica de Sunderland resultó perjudicada.

Rusia ha sido uno de los países más golpeados por el ciberataque, que ha afectado a los principales bancos del país, la compañía estatal de Ferrocarriles, servicios de seguridad en carretera e incluso el Ministerio del Interior, sin que los servicios básicos se vieran comprometidos.

Rusia, que utiliza los servicios de Microsoft, pero también cuenta con sus propios sistemas operativos y procesadores en el caso de las infraestructuras estratégicas, rechazó todos y cada uno de los ciberataques.

“Hemos registrado el envío masivo a los bancos de software malicioso de primer y segundo tipo. Con todo, los recursos de las instituciones bancarias no se han visto comprometidos”, informó el centro para el seguimiento y respuesta ante ataques cibernéticos del Banco Central.

En Alemania se vio afectada la compañía ferroviaria pública. Aunque los paneles de las estaciones fueron hackeados, la Deutsche Bahn aseguró que el ataque no ha tenido ningún impacto en el tráfico.

El ciberataque también golpeó a Estados Unidos, México y Colombia, donde ayer se habló de 10 empresas y una entidad oficial afectada.

Microsoft reactivó una actualización para ayudar a los usuarios de ciertas versiones de su sistema operativo Windows a enfrentar el ciberataque perpetrado con un virus ransomware llamado WannaCry.

El ransomware encriptó los datos de los computadores, exigiendo pagos de entre 300 y 600 dólares para restaurar el acceso. Analistas descubrieron que algunas víctimas pagaron con la moneda digital bitcoin, aunque de desconoce cuánto fue transferido a los extorsionadores, debido a la naturaleza por lo general anónima de tales transacciones.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS