Escándalo Odebrecht pega a líderes políticos

Publicistas dicen que la firma financió campañas de Funes en El Salvador y de José Eduardo Dos Santos en Angola
12/05/2017
01:54
Agencias
Río de Janeiro
-A +A

Los publicistas brasileños Joao Santana y Mónica Moura denunciaron ante la fiscalía que la constructora Odebrecht financió ilegalmente las campañas presidenciales vencedoras de Mauricio Funes en El Salvador (2009) y de José Eduardo dos Santos en Angola (2012), así como la del derrotado candidato panameño José Domingo Arias, en 2014.

Las denuncias, reveladas ayer al retirarse el sigilo de los testimonios, fueron hechas en la delación que Moura y su marido, Joao Santana, responsables por las campañas electorales ganadoras del Partido de los Trabajadores (PT) en 2006 (con Luiz Inácio Lula da Silva) y 2010 y 2014 (con Dilma Rousseff), hicieron en un acuerdo para colaborar con la Justicia a cambio de reducciones en sus condenas.

Según los denunciantes —ambos presos—, la mayor parte de los recursos para las campañas vencedoras de Funes y Dos Santos fueron pagados ilegalmente por Odebrecht con recursos no declarados y depósitos en el exterior. Lo mismo habría sucedido en el caso de Aura, donde según Moura los trabajos de los publicistas brasileños en Panamá fueron intermediados por el director general de la constructora en ese país, André Rabello, quien los contactó pidiendo ayuda para el candidato defendido por el presidente Ricardo Martinelli.

Moura también indicó que el presidente venezolano Nicolás Maduro le pagó 11 millones de dólares para financiar la campaña de reelección de Hugo Chávez en 2012, dinero que según dijo fue obtenido ilegalmente de manos de las compañías brasileñas Odebrecht y Andrade Gutierrez, que pagaron 7 y 2 millones de dólares, respectivamente, para esa contienda que Chávez, ya enfermo, ganó al opositor Henrique Capriles.

En Argentina, la diputada oficialista Elisa Carrió afirmó que se investigará la veracidad de una declaración judicial del operador de Odebrecht Leonardo Meirelles, quien reveló que pagó sobornos en 2013 al actual jefe de inteligencia argentino, Gustavo Arribas. Habrían sido 10 o más transferencias, por un total de 850 mil dólares.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS