Se encuentra usted aquí

“Impeachment, si la gente lo pide”

Libertades constitucionales de EU, en riesgo, dice; espionaje podría llevar al mandatario al banquillo
Allan J. Lichtman Autor del libro The case for impeachment (CORTESÍA DE SAMUEL LICHTMAN)
10/05/2017
02:20
Víctor Sancho / Corresponsal
Washington.
-A +A

El profesor Allan Lichtman saltó a la fama tras ser uno de los pocos analistas que predijo la victoria de Donald Trump en las elecciones en Estados Unidos, contrariando todos los estudios y bases de datos que daban por seguro el triunfo de la demócrata Hillary Clinton. 

Días antes de que el magnate cumpliera sus primeros 100 días en el Despacho Oval, Lichtman publicó The Case for impeachment, un ensayo en el que argumenta los motivos por los que el actual presidente de EU, si decide seguir por la misma senda, terminará enfrentándose a un juicio político que puede sacarlo de la Casa Blanca.

En conversación telefónica con EL UNIVERSAL, Lichtman mostró su preocupación por la “amenaza” que presenta Trump para las libertades y el orden constitucional estadounidense, y explicó que es la población de EU la que tendrá el poder para iniciar el proceso de impeachment.

¿Por qué escribió este libro?

—Todo el mundo tiene que estar preocupado por nuestro orden constitucional, nuestras libertades e incluso nuestra seguridad nacional bajo Donald Trump. (…) Lo pensé como una guía sobre el impeachment, para entender cómo funciona, cómo funcionó en el pasado y cómo y por qué Donald Trump es vulnerable. La gente debe armarse con conocimiento porque al final el impeachment sólo ocurrirá si la gente lo pide.

¿Están en peligro las libertades constitucionales y los intereses estadounidenses?

—Creo que sí. Los artífices [de la Constitución] pusieron el impeach-ment en la Constitución como una forma para quitar a un presidente deshonesto (…) Sólo requiere del juicio del Congreso de que el presidente supone una amenaza severa a nuestra sociedad. Necesitamos estar enterados de la amenaza.

Su libro empieza con un listado de aspectos que en su opinión pueden llevar a Trump a ese proceso político.

—Algunos ejemplos son extremadamente serios. El primero es la conexión rusa (…) Si el equipo de Trump estuvo de alguna manera conspirando con los rusos y Donald Trump lo sabía (…) podría ser el primer presidente en la historia acusado del crimen más serio de este país: traición. Otro aspecto muy serio es el conflicto de interés (…) Los estadounidenses nunca deberían tener que adivinar dónde acaba el interés nacional y empieza el interés de la cartera de Trump.

Habla también de crímenes contra la humanidad por la amenaza del presidente al cambio climático.

—Es el tema más provocador, el más remoto, pero en muchas opciones el más serio. Normalmente pensamos en crímenes contra la humanidad como genocidio, pero la Corte Penal Internacional ha incluido crímenes contra el medio ambiente (…) Trump no únicamente ha frenado el progreso contra el cambio climático, lo ha puesto a retroceder. Y eso claramente es una amenaza severa para la supervivencia y el bienestar de cualquier estadounidense y cualquier ser humano. Estados Unidos no está bajo la jurisdicción de la Corte Penal Internacional (...) pero imaginemos la repercusión si el presidente de EU fuera investigado por crímenes contra la humanidad.

¿En manos de quién está iniciar el proceso?

—Los republicanos deben tomar la decisión. Si creen que Trump se va a convertir en una debilidad para su reelección, pueden girarse en su contra. Si los demócratas se mantienen firmes, harán falta pocas docenas de republicanos para obtener una mayoría en la Cámara [e iniciar el impeachment] (…) Estos republicanos quizá prefieren a Mike Pence como presidente: un republicano conservador confiable y predecible en lugar del rebelde Trump.

¿Dependerá de una decisión política?

—Va a depender más de cuando conozcamos los resultados de las investigaciones. Nunca un presidente había asumido el cargo con tres investigaciones serias de posible violación de nuestra democracia. Si hay fuego real tras el humo, el impeachment puede llegar cuando se resuelvan. Hasta el momento, la respuesta de la administración Trump ha sido del tipo ‘encubrimiento de Nixon’: negar, ocultar, retrasar, engañar.

Decía que el impeachment ocurrirá cuando la gente lo pida: los niveles de aprobación están en mínimos históricos.

—Son siempre una prueba del capital político de un presidente. Si los niveles de aprobación se mantienen bajos, va a hacer que los republicanos estén mucho más preocupados de los efectos negativos para su reelección.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS