Invita el magnate a Duterte a la Casa Blanca

El próximo encuentro. Trump dijo que irá a Filipinas en noviembre para la cumbre del Este de Asia, que organiza Duterte
01/05/2017
02:10
Agencias
Washington.
-A +A

El presidente estadounidense Donald Trump invitó el sábado a su homólogo filipino Rodrigo Duterte a Washington en una “amistosa” llamada telefónica, en la que discutieron la “amenaza” que representa Corea del Norte, informó la Casa Blanca.

“Fue una conversación muy amistosa, en la cual los dos gobernantes discutieron las preocupaciones de la Asociación de Naciones del Sudeste de Asia (ASEAN) sobre la seguridad regional, incluida la amenaza de Corea del Norte”, dijo la Casa Blanca a través de un comunicado.

Ambos mandatarios “discutieron el hecho de que el gobierno filipino está luchando muy duro para librar a su país de las drogas, un flagelo que afecta a muchas naciones en todo el mundo”, añadió.

Duterte, conocido por su lenguaje soez, ha fustigado las críticas a su guerra antinarcóticos, que Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos han advertido que puede constituir un crimen contra la humanidad.

El mandatario filipino criticó en 2016 al entonces presidente estadounidense Barack Obama por oponerse a su política antidrogas y en marzo tildó de “locos” a los parlamentarios europeos por emitir una declaración condenando las muertes más de 5 mil personas en esa campaña.

“El presidente Trump también invitó al presidente Duterte a la Casa Blanca para discutir la importancia de la alianza entre Estados Unidos y Filipinas, que ahora se dirige en una dirección muy positiva”, indicó.

El portavoz de Rodrigo Duterte, Ernesto Abella, confirmó la invitación del magnate a Washington, sin precisar una fecha para la visita.

Trump mencionó que esperaba visitar Filipinas en noviembre para una cumbre del Este de Asia organizada por Duterte y a la que asistirán varios líderes mundiales, explicó Abella.

“La conversación entre los mandatarios fue cálida. El presidente Trump manifestó comprendía y reconocía los retos que afronta el Ejecutivo filipino, especialmente en lo relativo a las drogas peligrosas”, explicó Abella en un comunicado.

La Casa Blanca destacó que Trump “disfrutó la conversación” con Duterte. En el último tiempo ha habido preocupación sobre los esfuerzos del mandatario filipino para aflojar la alianza de larga data de Filipinas con Estados Unidos mientras corteja a China.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS