Yerno y estratega del magnate liman asperezas en reunión

Steve Bannon y Jared Kushner se reunieron y acordaron “enterrar el hacha”
1. Jared Kushner, yerno de Trump; el presidente de EU, 2. Donald Trump; el secretario de Estado 3. Rex Tillerson y el estratega 4. Steve Bannon, en la sesión informativa sobre la operación en Siria, el jueves. (AP)
09/04/2017
01:51
AP y Reuters
Palm Beach, Florida
-A +A

Los altos asesores de la Casa Blanca Steve Bannon y Jared Kushner se reunieron y acordaron “enterrar el hacha” en lo que respecta a sus diferencias, dijo ayer un alto funcionario del gobierno, en un intento por poner fin a las peleas internas en el gobierno.

Bannon, el estratega en jefe de Trump, y Kushner, un influyente asesor y yerno del mandatario, se reunieron el viernes a solicitud del jefe de gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, sostuvo el funcionario. El encuentro, ocurrido en la residencia del presidente de Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, tuvo lugar al final de lo que ha sido una semana clave para el presidente Donald Trump, quien el jueves ordenó ataques aéreos contra blancos sirios que fueron elogiados en varias partes del mundo y celebró una cumbre sin incidentes con el mandatario chino, Xi Jinping.

El mensaje de Priebus a Bannon y Kushner fue de “parar con la intriga palaciega” y concentrarse en la agenda del presidente, dijo un funcionario a Reuters. Ambos asesores salieron de la reunión después de concordar en que era tiempo de “enterrar el hacha y avanzar”, agregó la fuente.

La rivalidad entre el influyente yerno de Trump y el agresivo ideólogo de éste los ha llevado a enfrentarse varias veces en las últimas semanas. Las divisiones llegaron al punto en que se habló de que habría una reestructuración del gobierno, que éste negó.

Bannon, ex director del medio conservador de noticias Breitbart, es un combativo conservador que impulsó el mensaje populista de la campaña de Trump. Pero algunos creen que su papel está perdiendo importancia. El magnate lo retiró esta semana del Consejo de Seguridad Nacional, revocando una polémica decisión anterior que daba acceso a Bannon a las reuniones de alto nivel del consejo. En contraste, Kushner ha asumido tareas cada vez más visibles.

El lado de Bannon acusa a Kushner y sus aliados de intentar moderar a Trump y apartarle de algunas de sus promesas electorales populistas. Pero Bannon ha cargado con el grueso de la culpa por el fracaso de la reforma sanitaria —él quería forzar una votación para tomar nota de los republicanos que no apoyaban a Trump, una maniobra a la que se opuso Kushner— y las bloqueadas restricciones de inmigración.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS