Ataque químico en Siria. ¿quién y por qué?

Expertos cuestionan las razones que habrían llevado a cometer un acto así al gobierno sirio cuando todo le sonríe
vista aérea de la base aérea de Shayrat, en la ciudad siria de Homs, Siria. (Xinhua)
07/04/2017
21:36
AFP
-A +A

Si para los países occidentales la responsabilidad del presidente sirio en el "ataque químico" no da lugar a dudas, los expertos cuestionan las razones que lo habrían llevado a cometer un acto así cuando todo le sonríe en el frente.

Para Salman Shaij, quien dirige un grupo de consultoría que lleva su nombre, el ataque tiene el sello del régimen de Bashar al-Assad. “No se trata de un acto aislado, el régimen ya ha cometido [ataques químicos] en varias ocasiones".

Si bien según sus informaciones, "altos responsables militares del régimen como Maher Al Asad o Ryad Majluf dijeron aterrorizados a quien quisiera escucharlos que no sabían nada de este ataque, nosotros sabemos que las veces anteriores [el régimen] se habían multiplicado los ensayos para ver si [los occidentales] iban a reaccionar", explicó a la AFP.

Desde que comenzó el conflicto hace seis años, los países occidentales han solicitado repetidas veces sanciones contra Damasco, sin éxito dado el veto de Rusia, pero nunca habían atacado, ni siquiera después del ataque químico de la periferia de Damasco que causó la muerte de varios cientos de personas en verano de 2013.

"Lo que está menos claro son los motivos estratégicos detrás del ataque con armas químicas atribuido al régimen de Asad, pues ha abierto la vía a intervenciones ulteriores que pueden reducir la capacidad militar de Siria", planteó Reed Foster, analista militar del instituto Jane's.

Para el director de investigación del Royal United Service Institute (RUSI), el profesor Malcolm Chalmers, la estrategia del régimen "busca sobretodo desmoralizar a la población civil de los territorios que no controla. Es una táctica que [el régimen] ha utilizado en muchas ocasiones (...) pues todavía cree que puede controlar la mayoría de Siria".

¿El ejército por su cuenta?

Otra hipótesis podría ser una operación dirigida por el aparato militar sirio sin el aval de Bashar al-Assad.

"Creo que fueron los ultras de Damasco quienes habrían tomado la decisión para vengarse de los rusos, que negocian a espaldas de Siria. La cuestión es saber si el propio Al-Assad estaba al tanto", apuntó por su parte el experto en Siria del Washington Institute, Fabrice Balanche.

"Si los rusos y el régimen permanecen tranquilos, no habrá ninguna escalada tras el bombardeo del viernes. El objetivo es castigar los excesos del régimen y no ir a la confrontación. [El presidente ruso, Vladimir] Putin ha entendido el mensaje. Él también está furioso con Al-Assad pero está obligado a apoyarlo", sostuvo Balanche.

¿Irán vs Rusia?

Otros sospechosos serían los iraníes, que "ven con malos ojos que los rusos acaparen todo el espacio en Siria", agregó el experto. "No se debe excluir a Irán pues ese país no quiere ver un acercamiento entre Estados Unidos y Siria", dijo también un investigador libanés que pidió el anonimato, pues trabaja en Siria.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, declaró durante una visita a Turquía a finales de marzo que el destino del presidente Al-Assad debería decidirlo "el pueblo sirio". "Uno tiene que elegir sus batallas", afirmó por su parte la embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, juzgando que la prioridad de Washington ya no estaba centrada en la salida de Bashar Al-Assad.

Para Waddah Abded Rabbo, director del diario Al Watan, próximo al poder de Damasco, "el régimen no tenía ningún interés en provocar un ataque químico, sobretodo después de que Al-Assad hubiera obtenido lo que esperaba desde hacía seis años: el reconocimiento y la legitimidad por parte de Estados Unidos".

"¿Por qué habría arruinado esta oportunidad lanzando un ataque químico en una localidad que no tiene ninguna importancia estratégica o militar", agregó.

Para él, son "probablemente los turcos quienes llevaron a cabo esta operación, pues el acercamiento entre el gobierno sirio y Washington les parece inaceptable".

"Toda esta operación los vuelve a poner en escena y los acerca de nuevo a los estadounidenses, con la esperanza de que Washington cambie de opinión sobre Al-Assad", consideró.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS