Entérate. Los misiles Tomahawk, el arma que usó EU contra Siria

Fabricados por EU durante la Guerra Fría, esta sofisticada arma fue fundamental en la Guerra del Golfo, en la caída de Muamar Gadafi y ahora en la ofensiva estadounidense contra el presidente sirio Bashar al Asad
Imagen de un entrenamiento militar con misiles Tomahawk en California, EU, en 2010 (Foto: AFP)
06/04/2017
22:14
Redacción
-A +A

Bajo órdenes del presidente Donald Trump, dos buques militares de Estados Unidos dispararon hoy decenas de misiles crucero Tomahawk contra una base aérea siria de la que según dijo el magnate "surgió el ataque químico" ocurrido el martes en la provincia de Idlib y que dejó al menos 86 muertos.

ORÍGEN DEL MISIL TOMAHAWK

El BGM-109 Tomahawk es un misil de crucero de origen estadounidense. Fue diseñado por la compañía General Dynamics en la dédada de 1970 como un misil de medio alcance a largo alcance, para volar a baja altura y a velocidad subsónica, para que pueda ser lanzado desde un submarino sumergido o desde la cubierta de un buque militar.

El diseño de este misil ha sido mejorado varias veces y, por medio de varias adquisiciones corporativas, ahora es fabricado por la empresa de tecnología militar Raytheon. Algunos Tomahawk también fueron fabricados por McDonnell Douglas.

siria-eeuu-conflicto-armas_42929688.jpg

CARACTERÍSTICAS

Este misil, de entre 5 y 6 metros de largo y medio metro de diámetro, puede transportar hasta 450 kilos de explosivo convencional y viajar a 880 kilómetros por hora. Su alcance máximo es de entre mil 600 y mil 800 kilómetros y su capacidad de ataque puede albergar cualquier tipo de explosivo, incluyendo cabezas nucleares.

Además, los Tomahawk cuentan con un sistema que les permite atravesar los búnkeres antes de explotar.

A estos misiles se les pueden asignar varios objetivos predeterminados. Se guían por GPS y su blanco puede ser reconfigurado a último momento. Es decir, tienen un sistema de precisión en tiempo real.

Además, están equipados con una cámara que va registrando la visión del objetivo y permite a los operadores evaluar el daño causado por un proyectil disparado con anterioridad. Ese registro es el que posibilita cambiar el objetivo en cualquier momento.

Estos dispositivos balísticos son difíciles de interceptar por los sistemas de defensa enemigos, debido a su pequeño tamaño, su reducida sección transversal de radar y su vuelo a baja altitud.

Al ser lanzados desde largas distancias, no se arriesgan las vidas de soldados o pilotos de aviones de combate.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS