Norcorea lanza misil y eleva la presión con EU

Rex Tillerson, secretario de Estado de EU, dijo ante el Consejo de Seguridad de la ONU que su país tiene las opciones sobre la mesa respecto a Norcorea (STEPHANIE KEITH. REUTERS)
29/04/2017
01:57
Agencias
Naciones Unidas.
-A +A

 Corea del Norte lanzó ayer un misil, horas después de que el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, afirmó que todas las opciones están sobre la mesa respecto a Pyongyang, ya que, dijo, no frenar su desarrollo nuclear y misilístico podría ser catastrófico.

Funcionarios de EU y Corea del Sur dijeron que el ensayo de Norocorea aparentemente falló, por lo que se sumarían cuatro pruebas de misiles consecutivas sin éxito desde marzo. El misil balístico fue lanzado desde un área al norte de Pyongyang, informó la agencia Yonhap, con base en fuentes militares surcoreanas.

El mandatario de EU, Donald Trump, criticó el lanzamiento. “Corea del Norte irrespetó los deseos de China y de su altamente respetado presidente, cuando lanzó, aunque sin éxito, un misil hoy. ¡Malo!”, escribió en Twitter.

Tillerson, quien ayer se estrenó ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, dijo que “no actuar ahora en este urgente asunto de seguridad global podría tener consecuencias catastróficas”. “Llamo a actuar antes de que lo haga Corea del Norte”, insistió y dijo que cada ensayo nuclear o con misiles que realiza Pyongyang genera “inestabilidad” en el mundo.

Según Tillerson, para ciudades como Seúl o Tokio la amenaza de un ataque nuclear es “real” y sería cuestión de tiempo para que Norcorea esté en condiciones de atacar EU.

Estados Unidos había alabado en fechas recientes a China por sus esfuerzos para controlar a su aliado Corea del Norte, pero el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, dejó claro ante el Consejo de Seguridad de la ONU que la solución de la crisis no depende sólo de Beijing. “La clave para solucionar la cuestión nuclear en la península no está en manos de la parte china”.

La reunión ministerial, dirigida por Tillerson, expuso las viejas divisiones entre EU y China sobre cómo lidiar con Norcorea. Mientras Beijing aboga por hablar primero y actuar después, Washington quiere que Pyongyang rebaje su programa nuclear antes de comenzar las conversaciones.

El secretario estadounidense indicó: “No negociaremos el regreso a la mesa de diálogo con Corea del Norte, no recompensaremos sus violaciones de pasadas resoluciones, no recompensaremos su mal comportamiento con conversaciones”.

En la primera visita de Tillerson a Naciones Unidas criticó al Consejo de Seguridad por no hacer cumplir por completo las sanciones contra Pyongyang, asegurando que si el órgano hubiera actuado, es probable que las tensiones sobre su programa nuclear no hubieran escalado.

Reiteró la postura del gobierno de Trump de que todas las opciones están sobre la mesa si Pyongyang persiste en su desarrollo nuclear y misilístico, pero Wang indicó que “el uso de la fuerza no resuelve las diferencias y llevará sólo a mayores desastres”.

Trump dijo en entrevista con Reuters el jueves que es posible un “gran, gran conflicto” con Norcorea.

El viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Gennady Gatilov, advirtió que por las retóricas de combate y las temerarias demostraciones de fuerza, “un descuido o un paso malinterpretado podría tener consecuencias aterradoras y lamentables”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS