Se encuentra usted aquí

Odebrecht no pega a democracia: Rousseff

Admite la brasileña que el escándalo es delicado b Grave, la corrupción con fines políticos en la región
La ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, participó en el coloquio América Latina: política, futuro, igualdad (IVÁN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
25/04/2017
02:09
Alberto Morales
-A +A

[email protected]

La ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, rechazó que el caso Odebrecht, el escándalo de corrupción entre esa empresa y funcionarios de varios países del continente, ponga en riesgo la democracia en América Latina, no obstante reconoció que esa situación es delicada.

“Yo no creo que esto comprometa a la democracia en América Latina… incluso hay gobiernos conservadores siendo electos sin ningún problema”, aseguró la ex mandataria en conferencia de prensa acompañada por el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

Rousseff advirtió que la corrupción con fines políticos es un tema grave en toda la región, por ello sugirió combatir los llamados “paraísos fiscales”, porque es ahí donde se esconden recursos de los impuestos no declarados y el dinero que proviene del crimen organizado y del terrorismo.

Explicó que los paraísos fiscales en el mundo derivan de los recursos que son escondidos o no son reportados al fisco de cada país por grupos de poder y que son utilizados para otros fines, por ello, el combate a la corrupción en todos los países deben empezar por controlar los paraísos fiscales: sin paraísos fiscales no hay donde esconder esos recursos.

La ex presidenta de Brasil visitó México para participar en el coloquio América Latina: política, futuro, igualdad, organizado por el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (Clacso), en el Teatro de la Ciudad de México, donde ofreció una conferencia magistral sobre El futuro de la democracia en América Latina.

La brasileña se refirió a la expansión de las políticas neoliberales como “una ola en todo el continente” que han traído consigo gobiernos conservadores, así como un aumento de la pobreza y la desigualdad social.

Responsabilizó a Estados Unidos de la migración de los países de América Latina, porque bajo el modelo del libre mercado unas cuántas personas amasan grandes riquezas.

Afirmó que su destitución de la presidencia de Brasil —en agosto de 2016— fue un “golpe parlamentario de Estado”, con medidas excepcionales para atacar a la democracia, donde incluso sus adversarios usarían la misoginia para denostarla.

Cárdenas Solórzano afirmó que con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se intensificaron las políticas neoliberales, por lo que México entró en un franco deterioro social y económico.

“Se requiere una agenda de cambio y una política de crecimiento sostenido para la defensa de México y el combate de las políticas neoliberales y las embestidas del presidente de Estados Unidos, [Donald Trump] con una agresiva política contra los migrantes mexicanos y de otros países”, dijo Cárdenas Solórzano.

El ex candidato presidencial dijo que los sectores progresistas han buscado acercamientos con América Latina y esto será posible siempre y cuando los países como México, resuelvan sus propios problemas, por medio de una economía creciente, y que millones de mexicanos no abandonen el país.

Pablo Gentili, secretario Ejecutivo de Clacso, aseguró que el coloquio es un homenaje a Dilma Rousseff y a todas las mujeres de América Latina que han trabajado por los derechos de este sector de la población en el continente.

Gentili también expresó su condena y repudio por el asesinato de la periodista Miroslava Breach, abatida en Ciudad Juárez, Chihuahua, en marzo pasado.

“Es la 106 víctima de asesinato de periodistas libres e independientes de este país, esto es una verdadera aberración. Nosotros, como Clacso, queremos solidarizarnos con ustedes [los periodistas] porque sabemos de los riesgos que enfrentan en México”, lamentó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS