“No hay planeta B”, corean decenas de miles

Cientos de ciudades participan en la marcha global en defensa de la ciencia y de la Tierra
Ciudadanos protestaron ayer frente al Trump Hotel, durante la “Marcha de la Ciencia”, en la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos. (JUSTIN LANE. EFE)
23/04/2017
01:51
Agencias
Washington
-A +A

Decenas de miles de personas en todo el mundo participaron ayer, en el Día de la Tierra, en la “Marcha por la Ciencia”, una protesta que comenzó en Australia y se fue extendiendo a lo largo del día por más de 600 ciudades —según organizadores— de Asia, Europa, África y América, para culminar con la más multitudinaria, la de Washington.

Bajo el lema “Science, not Silence” (Ciencia, no silencio), miles de personas —los organizadores esperaban llegar a 75 mil— se congregaron en Washington para participar en la primera marcha convocada y que se extendió hasta convertirse en una protesta mundial para exigir el desarrollo de la ciencia sin intromisiones políticas y con mayores recursos.

Los organizadores señalaron que la marcha no debía ser entendida como una protesta por los recortes en la ciencia propuestos por el presidente estadounidense Donald Trump, sino como una reivindicación del importante papel que debe jugar la ciencia en la sociedad. “Nosotros no elegimos estar en esta batalla, pero se ha llegado al punto en el que tenemos que pelear, porque lo que está en juego es demasiado”, dijo el climatólogo Michael Mann. Tras cuatro horas de discursos y presentaciones musicales, la gente marchó por la Avenida Constitución mientras coreaba lemas como “Construyan laboratorios, no muros”.

Pese a no ser un acto antiTrump, el nombre del mandatario sobrevoló todos los actos, celebrados en un ambiente festivo, con pancartas con lemas como “Liberen al planeta”, “sí a la ciencia, no a los hechos alternativos”, “Einstein fue un refugiado”, “No Hay planeta B” o “El hielo no tiene agenda”.

Trump tuiteó que “en el Día de la Tierra, celebramos nuestros hermosos bosques, lagos y tierra. Estamos comprometidos con preservar la belleza natural de nuestra nación”. Horas después, dijo en una declaración que apoya la “ciencia rigurosa” con “investigación honesta” y que “debemos proteger el medio ambiente sin perjudicar a las familias trabajadoras de EU”.

El presidente ha cuestionado que el calentamiento global sea consecuencia de las acciones de la humanidad y ha propuesto recortar 12 mil 600 mdd al Departamento de Salud y Servicios Humanos, incluyendo 5 mil 800 mdd a los Institutos Nacionales de Salud. Asimismo, evalúa si mantener a Estados Unidos en el Acuerdo de París.

En Gainesville, Florida, más de mil personas recorrieron las calles de la ciudad. También hubo marchas en Boston, Los Ángeles, San Francisco, Nueva York y Nashville, entre otras. En Chicago, según la cadena CNN, miles de personas marcharon del Grant Park al museo Field.

Las protestas comenzaron en ciudades de Australia y Nueva Zelanda. Luego se unieron Tokio, Nueva Delhi, entre otras. En Francia, una decena de ciudades participaron. En Londres, defensores de la ciencia expresaron su preocupación por la “alarmante tendencia” entre los políticos a desacreditar la investigación científica. Actos similares se repitieron en ciudades españolas, alemanas y en Ginebra.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS