Portaaviones llegarán a la penínsulael 25 de abril

18/04/2017
01:51
Agencias
Seúl.
-A +A

 

Corea del Sur y Estados Unidos realizarán en las próximas semanas uno de los más importantes ejercicios militares conjuntos, en los que participaran tres portaaviones y sus grupos de ataque.

El portaaviones nuclear estadunidense USS Carl Vinson (CVN-70) y su grupo de ataque llegarán alrededor del 25 de abril al mar del Este para contener las provocaciones de Corea del Norte, informaron ayer fuentes del gobierno de Corea del Sur.

De acuerdo con la agencia Yonhap, el buque participará en las maniobras conjuntas entre Corea del Sur y Estados Unidos en la región.

Además del USS Carl Vinson, la próxima semana llegarán a las aguas de la península coreana el USS Ronald Reagan (CNV-76), estacionado en Yokosuka, Japón, y el portaaviones USS Nimitz (CVN 68).

La poco usual medida de que tres portaaviones se desplieguen en una misma zona de combate refleja la firme postura de fuerza disuasiva que la administración del presidente estadounidense Donald Trump está tomando respecto a la amenaza que representa Corea del Norte.

La tensión en la región ha escalado de manera considerable en los últimos días. El pasado fin de semana Corea del Norte realizó un nuevo ensayo nuclear, el cual resultó fallido, ya que explotó a los pocos segundos de su lanzamiento, de acuerdo a informes militares surcoreanos y estadounidenses.

Las declaraciones tienen lugar después de que Corea del Norte revelara su nuevo misil balístico intercontinental (ICBM, según sus siglas en inglés) en el desfile militar celebrado el pasado sábado en conmemoración del 105 cumpleaños del difunto fundador del país comunista, Kim Il-sung, y ante la posible sexta prueba nuclear a tiempo del 85 aniversario de la fundación del Ejército Popular Norcoreano, el día 25 de este mes.

Corea del Norte llevó a cabo un gran desfile militar el sábado pasado, en el que reveló tres misiles balísticos intercontinentales para enviar el mensaje de que no cederá a las presiones militares de Estados Unidos.

Además, ayer el viceembajador de Corea del Norte ante la ONU, Kim In Ryong, dijo que el envío del portaaviones USS Carl Vinson a la península Coreana “prueba nuevamente que los irreflexivos movimientos de Estados Unidos para invadir la RPDC (República Popular Democrática de Corea) han alcanzado una faceta grave”.

Manifestó que los ejercicios militares conjuntos entre EU y Surcorea son el entrenamiento de guerra más grande contra su país y eso demuestra que Pyongyang “estuvo totalmente justificada cuando intensificó de todas las formas sus capacidades militares para autodefensa y ataque preventivo”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS