Se encuentra usted aquí

Crece presión para que Fillon renuncie

Candidato conservador insiste en quedarse y convoca a marcha
La candidata francesa ultraderechista Marine Le Pen, a su llegada a Le Vaudoue, en busca del apoyo del alcalde, quien antes respaldaba a François Fillon (JOEL SAGET. AFP)
04/03/2017
02:42
Agencias
París.—
-A +A

Lejos de ceder a las crecientes presiones dentro de sus propias filas y tras la renuncia de su jefe de campaña, el candidato presidencial francés François Fillon llamó ayer a sus seguidores a expresarle respaldo asistiendo mañana a una manifestación en esta capital.

“Los espero en gran número, en un gran número, para mostrarles a todos cuál es la voluntad de los activistas franceses”, dijo el político conservador en un mensaje de video emitido anoche, horas después de que se diera a conocer la renuncia de su jefe de campaña, Patrick Stefanini. El mismo día habrá una contramanifestación en la capital para pedir “el respeto al pueblo, la justicia y la prensa”.

En su carta de renuncia, publicada por el diario Le Journal de Dimanche, Stefanini dijo que quedaba “poco o nada” de su trabajo para construir “una amplia alianza entre la derecha y el centro” detrás de Fillon, acosado por el caso del supuesto empleo ficticio a su esposa Penélope, por el que fue citado a comparecer el 15 de marzo para ser interrogado. Según Le Monde, uno de los colaboradores más cercanos de Fillon, Vincent Chriqui, reemplazará a Stefanini al frente de la campaña a partir del lunes.

También Thierry Solère, destacado portavoz de la campaña de Fillon, presentó ayer su dimisión. El ex primer ministro Dominique de Villepin pidió a Fillon que se retire, al igual que la eurodiputada Nadine Morano. “Ya no puede ser el candidato porque no puede liderar una campaña en la que defienda sus ideas y represente el ideal republicano y demócrata”, dijo Villepin.

El partido de centroderecha UDI, que el miércoles “suspendió” su participación en la campaña de Fillon, pidió “solemnemente” ayer un cambio de candidato para evitar un “fracaso seguro”.

Los reclamos para que Fillon se retire de la contienda presidencial crecen y ayer el ex primer ministro Alain Juppé se declaró dispuesto a sustituirlo, siempre y cuando cuente con el apoyo unánime del partido de Los Republicanos.

La primera ronda de las elecciones presidenciales está prevista para el 23 de abril. La votación ha adquirido gran interés también a nivel internacional por el gran respaldo que está recibiendo en las encuestas la candidata ultraderechista Marine Le Pen.

Sin embargo, ella tampoco está exenta de polémica y ayer fue convocada por la Justicia de instrucción por el caso de supuestos pagos irregulares a asistentes del Frente Nacional en el Parlamento Europeo. Le Pen envió una carta a los jueces diciendo que no acudirá a la convocatoria debido a la campaña electoral en curso.

La candidata del Frente Nacional también está en el ojo del huracán por haber subido fotos de víctimas del Estado Islámico (EI) a Twitter en 2015.

Esta semana el Parlamento Europeo le retiró su inmunidad como eurodiputada —en este caso en particular—, lo que permite que una corte de París pueda presentar cargos contra ella por dicha publicación.

Los escándalos han favorecido al centrista Emmanuel Macron, quien de acuerdo con una encuesta de la forma Odoxa, obtendría el primer lugar en la primera vuelta de las presidenciales, superando a Le Pen, a quien hasta ahora colocaban adelante todos los sondeos.

Macron lograría 27% de los votos en la primera vuelta, contra 25.5% de Le Pen, lo que dejaría a Fillon fuera del balotaje previsto para mayo.

Sin embargo, la misma encuesta indica que si Fillon se hace a un lado y lo sustituye Juppé, podría revertir la dinámica de la campaña electoral a favor de los conservadores e incluso se situaría en el primer puesto, con 26.5% de intención de voto, frente a 25% de Macron y 24% de Le Pen. 

Mantente al día con el boletín de El Universal