Gobierno de Trump ordena endurecer estándares para visas: NYT

Según cables diplomáticos, obtenidos por Reuters y publicados por The New York Times, todas las embajadas de EU deberán ampliar el escrutinio para las solicitudes de visa; no se especifica quiénes serán objetivo de este escrutinio extra
(Foto: EFE)
23/03/2017
18:00
Redacción
-A +A

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, pidió a las misiones diplomáticas de EU que identifiquen a "poblaciones que requieran de un mayor escrutinio" y endurecer la revisión de datos de los solicitantes de visas en esos grupos, según cables diplomáticos obtenidos por Reuters y publicados por The New York Times.

Los cuatro cables, enviados a todas las embajadas estadounidenses, dan instrucciones a funcionarios consulares para ampliar considerablemente el escrutinio para las solicitudes de visa.

Trump ha reiterado en varias ocasiones su preocupación de una amenaza de “terrorismo radical islámico” proveniente de los migrantes. Sin embargo, en los cables diplomáticos enviados a las embajadas no está claro quién, exactamente, será objetivo de este escrutinio extra, pues Tillerson dejan ese detalle a decisión de los funcionarios de seguridad de cada sede consular.

Tillerson también ordenó una "revisión obligatoria de redes sociales" para todos los solicitantes que alguna vez hayan estado en territorios controlados por el Estado Islámico, en lo que dos ex funcionarios estadounidenses dijeron a Reuters que sería una expansión amplia y laboriosa de las revisiones de datos personales.

En la actualidad, el escrutinio en redes sociales por parte de funcionarios consulares es poco común, explicó uno de los ex funcionarios.

Los cuatro cables, o memorandos, emitidos por Tillerson en las últimas dos semanas ofrecen información sobre cómo el Gobierno estadounidense está implementando lo que el presidente Donald Trump ha llamado un "escrutinio extremo" de extranjeros que entren a EU, que fue una de sus principales promesas de campaña.

Los cables también demuestran los obstáculos administrativos y logísticos que enfrenta la Casa Blanca para ejecutar su visión.

Los memorandos, que no habían sido reportados previamente, entregan instrucciones para implementar el veto migratorio de Trump del 6 de marzo que prohíbe temporalmente el ingreso de ciudadanos de seis países de mayoría musulmana y a todos los refugiados, además de un fortalecimiento obligatorio de la revisión de datos de los solicitantes de visas.

El último cable visto por Reuters, emitido el 17 de marzo, mantuvo una instrucción para que los jefes consulares en cada misión diplomática creen grupos de trabajo de funcionarios de la ley y de inteligencia para "desarrollar una lista de criterios para identificar conjuntos de poblaciones solicitantes que requieran de mayor escrutinio".

Las nuevas reglas generalmente no aplican para 38 países -incluyendo la mayor parte de Europa y viejos aliados de EU como Australia, Nueva Zelanda, Japón y Corea del Sur- cuyos ciudadanos son admitidos rápidamente en EU con un programa especial de visas. Ningún país de Medio Oriente o África es parte de este programa. En 2016, EU emitió más de 10 millones de visas para visitantes extranjeros.

Pero Trump y su equipo de seguridad nacional no esperarán a endurecer las reglas para decidir quién puede entrar a EU. Según NYT, funcionarios de las embajadas deben aplicar ahora un análisis más riguroso a un grupo más amplio de solicitantes de visa para determinar si suponen riesgos de seguridad para el país norteamericano, según señalan cuatro cables enviados entre el 10 de marzo y el 17 de marzo.

Abogados de inmigración sostienen que estas medidas podrían llevar a que los solicitantes de visas sean examinados sobre la base de su nacionalidad o religión y no porque representen realmente una amenaza a Estados Unidos.

"Lo que este texto hace (...) es dar permiso a los puestos consulares para que (...) amplíen la búsqueda de grandes grupos sobre la base de factores brutos, como nacionalidad y religión", comentó Jay Gairson, un abogado de inmigración en Seattle que tiene muchos clientes de países que serían afectados por la prohibición de viajes de Trump.

Funcionarios del Departamento de Estado declinaron comentar sobre aspectos específicos de los cables, argumentando que se trata de comunicaciones internas.

*Con información de Reuters

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS