Países toman medidas ante escándalo de carne en Brasil

China, Chile, Corea del Sur y la Unión Europea pusieron restricciones a productos cárnicos del país sudamericano
21/03/2017
01:55
Agencias
Brasilia
-A +A

China, Chile, Corea del Sur y la Unión Europea, algunos de los principales países importadores de carne brasileña, anunciaron ayer medidas restrictivas ante el escándalo por la comercialización de productos cárnicos de Brasil en mal estado.

Autoridades chinas dieron a conocer que frenaron temporalmente el desembarco de carne brasileña hasta recibir nuevas informaciones sobre el escándalo, denominado por la policía brasileña como “Carne Fraca” (carne débil).

El ministro de Agricultura chileno, Carlos Furche, señaló que su país hizo lo mismo, a pesar de las declaraciones de su par brasileño, Blairo Maggi, quien advirtió que habrá una “reacción fuerte” contra Chile si suspende la importación de toda la carne brasileña y no sólo la de las empresas que son investigadas.

En Corea del Sur, el gobierno dijo a través de un comunicado que endurecerá las inspecciones de carne de pollo importada desde Brasil y prohibirá, temporalmente, las ventas de productos avícolas de la compañía brasileña BFR.

La Unión Europea también impuso limitaciones a la venta de carne proveniente de Brasil, esto no supone la suspensión de la entrada de todos sus productos cárnicos y afecta sólo a las cuatro empresas que contaban con una licencia para exportar a la UE, del total de las 21 compañías afectadas por el escándalo.

Uruguay, por su parte, anunció que espera explicaciones oficiales de Brasil por este caso, pero no ha impuesto limitaciones a las importaciones.

Por su parte, el gobierno de Brasil anunció que suspendió temporalmente la exportación de carne producida en 21 plantas investigadas por supuestamente adulterar los productos, informó el ministro Maggi.

Consideró “natural” que los importadores pidan información a Brasil sobre lo ocurrido y expresó su voluntad de dialogar con todos los países, especialmente con los que ya anunciaron restricciones.

De momento, el escándalo de la carne en Brasil ya impactó en las relaciones comerciales entre Mercosur y la UE, con los agricultores europeos urgiendo a garantizar las normas de seguridad alimentarias antes de importar carne latinoamericana, implicando también a Argentina, Paraguay y Uruguay.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS